Vandalizaron otra vez la estatua de Gaturro, el personaje de Nik

Había sido instalada el sábado en avenida Belgrano 101 y, poco después, ya había recibido varias pintadas. Qué decisión tomó el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

La estatua de Gaturro, el famoso personaje creado por el dibujante Nik, fue vandalizada otra vez luego de haber sido removida hace un año por el gobierno porteño por la misma razón. El monumento había sido inaugurado en 2013 por el Paseo de la Historieta, que tuvo homenajes para otros símbolos, entre ellos Mafalda.

Después de este nuevo hecho, la estatua de Gaturro fue retirada de la avenida Belgrano 101, de la ciudad de Buenos Aires. Según comentaron diversos usuarios en las redes sociales, la vandalización de la figura se debe a los pensamientos y opiniones públicas de Nik.

El primer monumento al felino creado por Nik había sido instalado en 2013 y, hasta mediados de 2022, sufrió de varias intervenciones y vandalizaciones de las personas a modo de protesta por los continuos plagios de los que se lo acusa al autor, entre otras cosas.

El año pasado, vale recordar, la estatua original había sido retirada del lugar por primera vez y se anunció el comienzo de un nuevo trabajo para evitar que se repitiera la situación.

“Metal de grafeno, pintura antiadherente y lavable, y cámara de seguridad interna”, había detallado meses atrás Nik, cuyo nombre es Cristian Dzwonik, sobre las nuevas condiciones del monumento. Además, había destacado que contaba con una “tecnología antivandálica”. Y como medida de prevención, decidieron rodear al felino con una valla de madera.

La estatua mostraba una explosión de colores y formas en los cachetes del personaje, así como también en su torso, piernas y brazos. Sin embargo, el detalle más destacado era la firma de Nik, ubicada en el centro del pecho sobre un fondo verde. Incluso, el propio dibujante había anunciado su frase con una frase contundente: “Un pueblo inculto se domina más fácil, pero Gaturro regresó”.

El sábado, finalmente, volvió a ser inaugurada y, en menos de 24 horas, ya había recibido distintas pintadas, por que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió retirarla del lugar. Desde las redes no perdieron el tiempo para opinar sobre lo que comenzó como un chiste y terminó siendo todo un hito en Twitter con el día a día de la estatua de Gaturro.

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo