Murió el joven que se electrocutó en Rosario al intentar robar cables de bronce

Ezequiel Francisco Curaba (20), el joven que se había electrocutado en Rosario mientras intentaba robar cables de un pozo, murió este martes por la mañana producto de una falla multiorgánica, tras haber sufrido quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo.

Así lo confirmaron fuentes del Hospital de Emeregencias Clemente Álvarez (Heca) a Cadena3, de Rosario.El joven estaba internado con un pronóstico «crítico».

El hecho ocurrió este domingo por la tarde, alrededor de las 19, sobre la calle Presidente Perón al 6100, entre Garzón y Magallanes, en una zanja abierta de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Por allí pasan los cables de alta tensión subterráneos que abastecen a toda esa zona.

Operarios de esa empresa habían abierto una zanja sobre la vereda para reparar parte del servicio del barrio. Curaba se metió en el pozo con la intención de robar cables, pero recibió una descarga eléctrica que le provocó graves quemaduras.

Tras un llamado vecinal, agentes la Comisaría 32 de la Unidad Regional II de Rosario llegaron al lugar, al igual que un cuerpo de servicio médico ambulatorio.

El video filmado por un vecino, que se volvió viral, muestra al joven minutos después de su electrocución. Sale tambaleando, en claro estado de shock y con el cuerpo ennegrecido casi en su totalidad.

«¡Quedate ahí, quedate ahí!», le gritan algunos vecinos para que el joven espere al servicio médico, según se escucha en la filmación.

Tras dicha descarga eléctrica y la llegada del servicio médico, debió ser derivado para su atención al hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). «El joven ingresó con el 90% de su cuerpo quemado», contó, Laura Taljame, subdirectora del centro hospitalario.

La médica habló con Cadena 3 y explicó cómo pudo salir caminando el joven a pesar del fuertísimo shock que recibió. «Son impactante las imágenes, pero puede ser que por la gran descarga de adrenalina que recibe el paciente al momento del hecho, y como todavía no se desencadena la inflamación interna tan grave, hay pacientes que pueden salir en esas condiciones. Pero con el correr de las horas comienza la falla multiorgánica», comentó. «Es raro verlos parados y caminando, pero puede ocurrir», sostuvo.

La médica, que habló cuando el joven todavía seguia vivo, remarcó que era crítica su situación. Y además dio un dato alarmante: durante el año pasado se multiplicaron los casos de quemaduras severas por robos de cables.

Incluso mencionaba que tuvieron reincidentes. «En el 2023 han aparecido muchas casos de quemados por la misma causa y, aunque parezca increíble, internados por esa causa que recibieron el alta y reingresaron por lo mismo. Y creo que va a seguir aumentando», opinó.

El hermano de Curaba, un hombre de 34 años y cómplice del robo, resultó ileso y fue detenido por la Policía en la Comisaría 19.

Fuentes policiales confirmaron que el robo de cables es un delito que va en aumento en Rosario. Y según las estadísticas del Ministerio de Justicia y Seguridad santafesino publicado durante esta semana, solo en enero se registraron 95 detenidos -87 fueron hombres y 8 mujeres- por ese delito.

El 11 de enero, un hombre murió electrocutado cuando aparentemente se encontraba robando cables del tendido eléctrico. También en la zona sur de Rosario. 


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

No te pierdas