Maxi, el chico de las flores: sin miedo al éxito

Es un verdadero emprendedor. Se llama Maximiliano Gutiérrez, pero todos le dicen simplemente Maxi. O bien como lo bautizaron en la calle, sus amigos, clientes y seguidores, «el chico de las flores». Donde haya una ceremonia, o algún acontecimiento importante en Catamarca que merezca lucirse con flores, allí estará Maxi convocado, presente, embelleciendo con su trabajo el evento. Atiende en Avenida Belgrano 442, y en calle Sarmiento 520, pero su historia viene de muchos años atrás, aunque él sea muy jovencito. Rescata su origen humilde y eso, además, lo enaltece.  Pero, además, Maxi irradia luz propia, transmite un respeto, amabilidad y simpatía, que da gusto mantener una conversación.

Con motivo del Día de San Valentín, fue entrevistado por Radio Valle Viejo en la tarde de ayer, mientras se encontraba en plena actividad en uno de sus locales de venta al público, por Avenida Belgrano, entre pimpollos de rosas a 2.000 pesos, o un ramo de rosas más completo a 10.000. En su florería, hay para todos los gustos y precios, porque reconoce que tratan de ofrecer más opciones a sus clientes. Por ejemplo, un mix de margaritas, rosas, clavelinas y otras flores, a solamente 5.000 pesos.

«Cuando te regalan un ramo de flores vos no te olvidás, porque no es un regalo común, es un regalo pensado, distinto, que conecta con las emociones», asegura Maxi y con razón. Desde hace poco tiempo, al local de la Belgrano le sumaron otro por calle Sarmiento, en pleno centro, a solo media cuadra de la plaza principal de Catamarca, y le atribuye este progreso a que «siempre acompañamos a una madre vendedora, quien hacía que sus hijos le colaboren con las tareas, con los repartos. Nosotros vivíamos en San Isidro, Valle Viejo, y nos veníamos a la Ciudad a hacer las entregas, y uno va mamando de los padres el trabajo, es lo que mi mamá nos marcó. Vendíamos flores, diarios, y la gente te va ubicando la carita visible, simpática, porque cuando uno trabaja en la calle va logrando esa conquista. En Sarmiento y República, cerca de farmacia Minerva siempre vendíamos los juncos, una flor muy querida en nuestra provincia, que tiene un aroma exquisito, y también vendíamos en el Poncho. Y cómo conectan las flores, la historia de lo que significa el junco, el junco es resiliente, resistente, como dice la canción «Resistiré», que se dobla pero siempre sigue en pie, y la gente lo asocia con tu historia de vida. Yo me siento muy apoyado y acompañado por la sociedad», dice, agradecido.

Consultado sobre la situación económica de la provincia y del país, y de qué manera esto puede repercutir en las ventas, Maxi sostuvo una mirada optimista al afirmar que «desde la pandemia para acá, me tuve que reinventar, fueron años muy positivos, no lo puedo negar porque son visibles, donde todo lo expresamos por mi Instagram, maximiliano.g.floress, y en Facebook, y creo que le dimos un giro distinto a lo que son las flores y los servicios. A este año le tengo un poco de miedo, pero yo me siento muy beneficiado, muy entrenado, y me digo que ya pasé por otras cosas peores y esto no me va a afectar». Su sonrisa franca confirma la confianza. Y para dejarlo más claro, Maxi explica que se siente muy bien acompañado: «Siempre nos imponen miedo, pero yo creo que una persona que enfrenta la vida no tiene que tener miedo, y me acompaña un equipo muy lindo, mi mamá, y la gente sobre todo, porque si no fuera por el público…»

Inquieto, así es Maxi. Innovador. Por eso comenta que «en nuestro local de calle Sarmiento, el turista que visita la provincia se puede llevar un ramo de flores secas, autóctonas, le enseñamos qué es lo que está comprando, si se llevan jarilla para qué le sirven, si se puede hacer un té, trajimos rupachicos de Belén, de un pueblo de donde es mi mamá, siempre estamos dando nuevas propuestas. Hace poco hicimos unas tarjetitas con frases de historiadores de la provincia… Hay muchas cosas y mucho por hacer, muchas ideas, la próxima semana me voy a un curso en Buenos Aires para seguirme capacitando para todos los diseños en arreglos florales», anticipa.

Sobre una tendencia actual, Maxi revela que los girasoles son las flores más pedidas por los adolescentes, que cuentan con una variedad increíble, y reconoce que es un público que «nos llama mucho la atención, esta camada nueva, me sorprende que son cada vez más jóvenes que hacen compras duplicadas, porque compran para regalar a las novias, y también a las madres».

Consultado sobre la costumbre de que los varones son quienes normalmente regalan flores a las mujeres, y si existen, al contrario, también mujeres que regalan a los varones, Maxi dejó una reflexión muy interesante: «te voy a explicar una realidad que está buena: hay muchas chicas que regalan a otras mujeres, ya sean parejas o amigas, varones que regalan a otros varones, y chicas que regalan a sus novios. O sea que está bastante surtido».

Maximiliano Gutiérrez, desde su mirada optimista de la vida, y como apasionado por lo que hace, puede resumirse en la popular frase que fue motivo de tantos memes en las redes sociales: alguien «sin miedo al éxito».


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

No te pierdas