Los pumitas sumaron otra dorada para Argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

El seleccionado argentino de rugby superó por 24-14 al conjunto europeo y se quedó con el título.

De esta manera, los dirigidos por Lucas Borges, que se fueron al descanso con un parcial de 19-0, obtuvieron el título de manera invicta, con seis victorias en igual número de encuentros y una diferencia favorable de 152 puntos. 

«El abrazo que vale una dorada»

Sigue Conectado