Esta preso hace 47 años por “delitos leves”

El 27 de agosto de 1971 Miguel Arroyo que en ese entonces tenía 22 años, fue detenido por orden del Juzgado Federal de Bell Ville acusado por lesiones leves, y lo alojaron en un hospital psiquiátrico. El delito era excarcelable pero, desde hace 47 años, el hombre permanece encerrado.

Su caso quedó perdido en un limbo judicial que recién fue advertido por la asistente social Consuelo Visconti, quien también se encargó de sacarlo a la luz. Ya ni siquiera quedan rastros de la causa por la cual fue detenido Arroyo, ya que hace dos años hubo una importante quema de expedientes de casos que habían prescripto.

Lo cierto es que el cordobés, que se dedicaba a levantar paredes de edificios y cosechar en el campo, hoy lleva más tiempo encerrado que el asesino múltiple Carlos Eduardo Robledo Puch, preso desde el 4 de febrero de 1972.

No te pierdas