Desaceleración inflacionaria sorprende a los mercados: Caputo atribuye éxito a políticas económicas

El ministro argentino de Economía, Luis Caputo, expresó su satisfacción por el reciente dato de inflación de marzo, celebrando una reducción significativa que superó las expectativas del mercado. En un comunicado difundido a través de la red social X, Caputo destacó que la inflación del 11% se situó por debajo de las proyecciones previas de economistas y consultoras, evidenciando una diferencia de 27 puntos en el trimestre respecto a las estimaciones privadas.

Según el titular de Economía, esta notable disminución se debe en gran medida al plan fiscal implementado y al saneamiento del balance del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Caputo también señaló la contribución de medidas de “desburocratización” del comercio en este logro.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) nacional reflejó una variación del 11% en marzo, continuando una tendencia de desaceleración desde diciembre. Caputo resaltó que la inflación núcleo, que excluye componentes regulados y estacionales, registró un 9,4%, alcanzando cifras de un solo dígito mensual por primera vez desde octubre del año anterior.

El ministro subrayó la importancia del programa económico implementado desde diciembre, centrado en el equilibrio fiscal y la reestructuración del balance del BCRA. Este enfoque, combinado con medidas para simplificar el comercio interior y normalizar el comercio exterior, se identifica como fundamental para mantener la tendencia a la baja en la inflación.

El aumento de la inflación, que acumuló un 287,9% en los últimos 12 meses, había sido anticipado por Caputo, quien había pronosticado una cifra cercana al 10%. La diferencia entre los precios de servicios (aumento del 15,5%) y bienes (aumento del 9,8%) fue esperada, con la inflación núcleo registrando un 9,4%.

En términos de sectores, Educación experimentó el mayor aumento con un 52,7%, seguido por Comunicación (15,9%) y Vivienda, agua, electricidad, gas y combustibles (13,3%). El rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas también contribuyó significativamente al aumento, con un incremento del 10,5%.

La consultora de CyT destacó una dispersión regional significativa en los datos, con la inflación variando entre un 8,8% en la región Noroeste y un 11,5% en el Gran Buenos Aires (GBA). Se espera que para abril, los ajustes en gas y servicios de agua tengan un impacto considerable en el GBA, aunque se pronostica una moderación en la mayoría de los demás rubros.

La desaceleración de la inflación en marzo ha generado optimismo entre los analistas, quienes ven con buenos ojos las políticas económicas implementadas hasta ahora. Sin embargo, se espera un seguimiento cercano de los próximos datos para evaluar la sostenibilidad de esta tendencia.

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo