Desaceleración de la inflación en Argentina pero con expectativas cautelosas hacia junio

La inflación en Argentina cerró mayo con una tasa por debajo del 5%, marcando la quinta desaceleración mensual consecutiva, según estimaciones de consultoras privadas. Este dato refleja una tendencia positiva para el gobierno de Javier Milei, especialmente considerando que es la primera vez en diez meses que la inflación anual acumulada es inferior a la del mes anterior.

Contexto de la desaceleración

Esta desaceleración ha sido posible gracias a la fuerte caída del consumo y la decisión del Gobierno de postergar los aumentos en servicios públicos y combustibles. Según el director de Eco Go, Sebastián Menescaldi, la inflación anual debe mantenerse por debajo del 7.8% para confirmar este quiebre interanual. La Fundación Libertad y Progreso reportó una inflación del 4.3% para mayo, lo que suma un acumulado de 72.1% en los primeros cinco meses del año y una variación interanual de 276.9%.

Impacto de los servicios públicos y el consumo

El gobierno ha logrado moderar los precios principalmente a través de la regulación de los incrementos en sectores clave como electricidad, gas y transportes. Sin embargo, esta postergación es temporal y ya se anticipa que en junio se retomarán los aumentos. Los servicios públicos, que vieron un alza significativa en abril con un aumento mensual del 35.6%, verán un impacto menor en mayo debido a la intervención gubernamental.

Proyecciones para junio

Con el levantamiento de la postergación de aumentos en junio, los analistas advierten sobre un posible repunte de la inflación. Se esperan ajustes en las tarifas de energía con la quita de subsidios, lo que podría afectar principalmente a hogares de ingresos medios y bajos. Además, se anticipan incrementos en el agua, transporte subterráneo y peajes, entre otros servicios.

Conclusión y perspectivas

El gobierno de Javier Milei se encuentra en una encrucijada, balanceando entre la necesidad de controlar la inflación y la presión por ajustar los precios de servicios públicos a niveles más sostenibles. La situación requiere un manejo cuidadoso para evitar un rebrote inflacionario que podría erosionar los logros recientes en la estabilización de precios.

La situación económica de Argentina continúa siendo un tema de cuidadosa observación por parte de analistas y ciudadanos, dado el impacto directo de estas medidas en la vida cotidiana y el poder adquisitivo de la población.


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

No te pierdas