Condenan al autor de un violento crimen

Un delincuente de 24 años fue castigado con 10 años y 8 meses de cárcel, al cabo de un juicio abreviado en el que se declaró culpable de un violento asesinato ocurrido en el barrio Oeste II.

La sentencia puso fin a uno de los casos que tuvieron a esa popular barraida de la ciudad como escenario de una sórdida puja por el dominio territorial entre grupos dedicados a la venta de drogas.

El 24 de enero, a las 17.20, el acusado Mauro Ezequiel Segura (24 años) y Braian “Chiripa” Vélez se enfrentaron en un pasaje sin nombre que se ubica a la altura de calle Bolivia 4.500, en la provincia de Tucumán, para dirimir antiguas diferencias.

En un momento dado, el acusado comenzó a perseguir a la víctima efectuando varios disparos con un arma de fuego, alcanzando con algunos de ellos a Vélez, quien quedó tendido en medio de la calle.

Malherido, fue asistido por vecinos de la zona, quienes lo trasladaron con urgencia al CAPS de San José, pero todo fue inútil, porque ingresó ya sin vida.

Vecinos e investigadores apuntaron a que este crimen estaba relacionado a las diferencias que enfrentaban a un tal “Chuky” y un tal “Cara i’ Gota” por el control de las calles del barrio, aunque ambos dejaron de lado sus diferencias para apropiarse del poder en la barra brava de San Martín.

“Chiripa” Vélez es conocido en Tribunales por ser uno de los acusados de haber participado en el crimen del soldado peruano y vigía Sandro Reyes Ríos, ocurrido en abril de 2019.

En febrero fue hallado culpable del homicidio en ocasión de robo y ocho meses después, recibió una segunda condena de 14 años de prisión.

Sus abogados impugnaron la sentencia y un tribunal terminó absolviendo al peligroso malviviente, dejando al caso impune, porque la viuda no contaba con los recursos necesarios para elevarlo a la Corte Suprema de Justicia de la Provincia.

Cinco homicidios cuanto menos se registraron en los últimos cuatro años en ese barrio, y el anterior estuvo también vinculado a una venganza, ya que en noviembre de 2022, Daniel “Fierrito” Luna fue ultimado a balazos por los hermanos Matías Luciano Sosa y un menor de edad, caso este que también derivó en una serie de incidentes colaterales, que dejaron procesadas varias personas, entre ellas, las parejas de los protagonistas del hecho.

El lunes finalmente se realizó la audiencia del juicio abreviado, en la que el auxiliar Carlos Berarducci, siguiendo órdenes del fiscal Pedro Gallo, detalló las bases del acuerdo alcanzado con las partes y, después de leer las pruebas asentadas en el expediente, reveló que el acusado había decidido aceptar la pena de 10 años y 8 meses de prisión.

Segura, que fue asistido por Antoniella Bataglia y Agustina Lasquera, admitió haber sido el autor material del crimen, por lo que el juez Eduardo González concluyó la sesión aceptando el convenio entre las partes.


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

No te pierdas