Extra Catamarca

Tradicional fábrica dulcera crece en el mercado nacional e internacional

La fábrica de dulces Cuesta del Portezuelo, tradicional marca catamarqueña que en los últimos meses y con una importante inversión de nuevos dueños, está recuperando su esplendor en la elaboración de una amplia gama de dulces regionales y la nueva oferta de confituras y jugos naturales, con la consecuente generación de nuevos empleos.

La fábrica, emplazada sobre Ruta Provincial N° 1, recibió una inversión de 150 mil dólares y hoy cuenta con 30 trabajadores que producen para un mercado que abarca, además de Catamarca, a Córdoba, Tucumán, Chubut, Santiago del Estero, La Rioja, Salta, Entre Ríos y Buenos Aires.

Durante la visita de autoridades por el predio que fue ampliado para aumentar su producción, los propietarios informaron al gobernador Raúl Jalil y al ministro de Industria, Comercio y Empleo, Lisandro Álvarez, que están en los trámites para la habilitación de la marca en la República del Paraguay, lo que convertirá en internacional a los dulces que llevan el nombre de la emblemática cuesta catamarqueña.

Además, los propietarios comentaron que el objetivo dentro de los próximos dos meses es insertarse en el mercado europeo, con una primera exportación a Londres, Inglaterra. Para ello, llevan adelante un proceso de modernización de la planta con nueva maquinaria para optimizar la producción y aumentar la oferta.

Historia

Fundada en 1978, se constituyó en una marca embajadora de la provincia con dulces realizados de acuerdo a populares recetas que se transmitieron desde antiguas épocas por los habitantes de esta provincia. Así, fueron reconocidos los dulces de membrillo, lima, durazno y batata; higos en almíbar, cayote en almíbar, mermeladas de distintas frutas, por citar algo de la gran gama de la oferta de la firma.

En el marco del nuevo empuje para el crecimiento de la fábrica, que cuenta con 30 empleados, se sumaron confituras y jugos naturales de limón y de naranja.