Tiene 16 años, es la revelación de la Eurocopa y dicen que “no es lo normal”

¿Qué hacías cuando tenías 16 años? El común denominador de las respuestas a esta pregunta podría ser ir al colegio. Es lo mismo que hace Lamine Yamal, aunque con una diferencia. El futbolista más joven en jugar una Eurocopa lo realiza mientras viste la camiseta de la selección de España en el máximo certamen continental después de una gran temporada a nivel personal con el Barcelona. La rutina escolar es algo que llevó a la concentración y reparte su tiempo entre los partidos, el ocio y el estudio.

A pocos días de cumplir 17 abriles (13 de julio), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) mostró la intimidad del extremo derecho en su habitación, mientras realizaba tareas pendientes como estudiante de cuarto año de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), paso previo a ingresar al Bachillerato: “Voy yendo a clase y cada día me ponen unos deberes diferentes. A veces me ponen más para hacer en casa, pero voy haciendo cada día”.

El juvenil se consagró campeón de la Liga de España con el Blaugrana en la temporada 2022/23, pero fue en la última (2023/24) cuando sumó mayor continuidad con un total de 7 goles y 10 asistencias en 50 partidos del curso con el equipo. Además, fue campeón del Torneo Internacional de Algarve con la Sub 17 de España en 2023 siendo máximo goleador. También fue uno de los jugadores más anotadores en la Eurocopa de la misma categoría celebrada en idéntico año. Sin embargo, esos números no lo mantienen al margen de sus obligaciones.

Si ven que estamos en cuartos de final o en octavos no me meten muchas cosas”, contó Yamal, aunque aclaró que su tutor lo acompaña en su enseñanza: “En los días de descanso, que él sabe que no estoy haciendo nada, pues sí me dice que haga esto o lo otro”. Tras ser enfocado por la cámara haciendo una serie de ejercicios, Lamine Yamal expresó: “Son unos deberes de inglés, que es leer y responder. Ya está, esto lo acabo y estoy para dormir”.

Por otro lado, el atacante, que viene de dar una asistencia en el debut con triunfo ante Croacia, se refirió a su increíble presente: “No es lo normal estar con 16 años jugando este tipo de partidos. Es como un sueño y no hay que pensarlo mucho porque si no se te va de la cabeza, hay que pensar en el fútbol y ya está”.

Sigue Conectado