«Siento que soy el último gran ídolo de la era dorada de Boca», afirmó Tevez

El capitán y referente de Boca Juniors, Carlos Tevez, afirmó hoy que se siente «el último gran ídolo de la era dorada» del club y brindó detalles de su relación con otro gran referente como Juan Román Riquelme.

«Siento que soy el último gran ídolo de le era dorada de Boca, eso hace que me llene el pecho y tenga el orgullo muy grande. Es lo que puedo dejar como legado para los chicos para que sepan como se juega en Boca», señaló Tevez en diálogo con TyC Sports.

El futbolista habló sobre su vínculo con Riquelme, otro símbolo de Boca que en la actualidad está al frente del Consejo de Fútbol, y descartó cualquier tipo de distanciamiento.

«Estamos bien con Román. Está acompañando muy bien lo de mi padre, se puso a disposición siempre. En algún partido difícil hablamos, me felicita. Tenemos una relación buena. Él siempre me recuerda que tengo que ganar la Libertadores. Siempre está en los momentos justos y donde tiene que estar», dijo Carlitos.

El Apache fue noticia hace unos días con el expresidente de Boca, Daniel Angelici, enfrentado con la actual dirigencia y Riquelme, y aclaró no le sugirieron nada: «ellos no se meten en mi vida y tampoco yo en la vida de ellos».

El número «10» de Boca afirmó que en el club «no alcanza» con ganar torneos locales aunque le dio valor a la reciente obtención de la Copa Diego Maradona ante Banfield.

«Hay que cambiar cosas y corregir errores para tener mas posibilidades en la Libertadores. Vale mucho la Copa Diego Maradona. River puso mayoría de titulares contra nosotros en La Bombonera. Después es fácil decir que no vale nada. Para mí fue emotiva por el nombre, él estaría feliz porque la ganó Boca y la levanté yo», sostuvo el «Apache».

Tevez también recordó la eliminación en semifinales de Copa Libertadores ante Santos de Brasil con una prestación endeble del equipo en la goleada 3-0 en San Pablo.

«Me dolió muchísimo el partido con Santos, como jugador y como hincha. Después del partido no hacia falta levantar la voz o pegar una piña. Me sentí responsable por no poder sacar lo mejor de mis compañeros», apuntó el exManchester United y City de Inglaterra.

«Hay que saber que si le gritas a un compañero se puede venir abajo o si le gritas a otro se va para arriba. Ahora es mucho mas complicado. Antes si te retaban, te retaban: te despertabas o te despertabas, o te despertaban a las piñas. Es otra generación», expresó Tevez.

Por último, sobre el estado frágil de salud de su padre adoptivo, Segundo, dijo que «la sigue peleando» y lo consideró un ejemplo porque «no baja los brazos».

Deja un comentario

No te pierdas