Santilli desembarca en la provincia de Buenos Aires, en el desafío más arriesgado de su trayectoria

Diego Santilli, de 54 años, competirá como primer precandidato a diputado por la provincia de Buenos Aires en las PASO de septiembre de Juntos por el Cambio y deberá lidiar con la lista que encabeza el neurocientífico Facundo Manes, quien cuenta con el apoyo del radicalismo.

Santilli, con su cambio de distrito, está a las puertas de una de las decisiones más audaces de su trayectoria política y al trasladarse de CABA a provincia de Buenos Aires hará el camino inverso de María Eugenia Vidal.

Con ese fin, ya renunció a sus cargos en la vicejefatura de gobierno y en la cartera de Justicia y Seguridad de la administración porteña y, además, recibió el primer gesto de respaldo de varias de las figuras representativas del PRO y la Coalición Cívica.

El guiño, presuntamente creativo, se produjo a través de una foto en primer plano de una cabellera rojiza acompañada por el hashtag #EsJuntos.

Santilli es contador público en la UBA, fue director del Banco Ciudad y entre 2013 y 2015 se desempeñó como senador nacional por la CABA.

Antes fue vicepresidente primero de la Legislatura Porteña y previamente se desempeñó como director de Planeamiento Estratégico en la Secretaría de Producción y Servicios del gobierno porteño.

También ocupó el puesto de coordinador de la Dirección General de Administración, en lo que conforma un largo historial de cargos políticos y de gestión asociadas al Estado porteño, una trayectoria siempre ligada a la CABA que, con su salto a la política bonaerense, promete anclarse en el archivo.

En 2015, Santilli fue votado como vicejefe de gobierno de la fórmula que compartía con Horacio Rodríguez Larreta. Cuatro años después, en 2019, ambos fueron reelectos.

Santilli es un fervoroso hincha de River -su padre Hugo fue dirigente del club- mientras que uno de sus saltos en instalación pública y conocimiento se produjo a partir de su designación como ministro de Ambiente y Espacio Público en el gobierno porteño, entre 2009 y 2013.

Aquel nombramiento se lo debe al entonces jefe de gobierno Mauricio Macri, con quien la relación luego tuvo vaivenes.

Este viernes, al referirse a su incursión en la política de la provincia de Buenos Aires, reconoció que se trata de «un cambio fuerte» pero aseguró que «cuando uno toma un compromiso lo tiene que hacer».

«Cuando uno toma un compromiso lo tiene que hacer despojado, y poniendo el cuerpo, yendo a enfrentar los problemas, a caminar y a escuchar a la gente», remarcó Santilli en declaraciones radiales.

Ahora lo espera una PASO muy competitiva en la que enfrentará a un out-sider de la política como Manes, quien cuenta con el respaldo de la estructura territorial de la UCR bonaerense.

A él, en cualquier caso, lo respaldan intendentes ligados a la conducción histórica del JxC pero también, dato fundamental, el propio Rodríguez Larreta, quien lo instó a dar el salto que puede definir el futuro.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas