Prevención de consumo problemático

El Ministerio de Salud de la provincia, a través de la Secretaría de Salud Mental y Adicciones, viene desarrollando diferentes estrategias de prevención sobre consumo problemático de sustancias.

La directora de Políticas de Prevención, promoción y abordajes comunitarios, Carmen Rodríguez, en comunicación con una radio local, se refirió exclusivamente al consumo de alcohol en adolescentes y jóvenes. “Si bien a veces se despiertan alarmas muy elevadas contra el consumo de drogas que no son legales, el problema más grave que tenemos es el consumo de alcohol”.

Rodríguez indicó que “es una preocupación el inicio cada vez más temprano del consumo de alcohol en jóvenes y, si incluimos la perspectiva de género en todo lo que tiene que ver con el abordaje de los consumos, hay una mirada mucho más estigmatizante en el consumo femenino que en el masculino, probablemente porque la construcción o las representaciones construidas en relación a los consumos no se asocian a lo femenino. Eso muchas veces es un obstáculo en el acceso a la salud , porque las mujeres que están en una situación de consumo, como cae un juicio valorativo muy fuerte sobre el consumo femenino, restringen el acceso a la salud”.

En cuanto a las razones que llevan a las personas a un consumo problemático de sustancias, la Directora explicó que “es muy difícil determinar un solo aspecto, por eso en la prevención hablamos de una mirada compleja y relacional que implique poder dar con varios aspectos. Todas las situaciones que van restringiendo los derechos y nos dejan por fuera del sistema son situaciones que vulneran nuestra salud mental. Cuando hablamos de salud mental hablamos de factores psicosociales que tienen que ver con el empleo, la educación, la salud, la vivienda. Cuando algunos de estos aspectos están restringidos o vulnerados, asociados a factores personales y fundamentalmente a una cultura y lógica del consumo, favorece condiciones que nos llevan al consumo. El consumo problemático está relacionado con otros problemas que siempre tienen que ver con el mundo relacional, afectivo y vincular, no son factores individuales”.

Además, resaltó la diferencia entre uso, abuso y adicción. “Estamos ante un uso problemático de la sustancia cuando la situación de consumo nos lleva a problemas en la vida familiar, en nuestros vínculos sociales o a problemas en el trabajo. Un consumo es problemático con o sin mediar sustancia, quiere decir que podemos estar frente a una situación de consumo problemático cuando tenemos un abuso de la tecnología, por ejemplo. Por eso hablamos de culturas de consumo, y la manera de trabajar en prevención es oponiendo esas culturas del consumo con culturas del cuidado. La cultura del cuidado hace lugar a la escucha, que sostiene, que genera lugares y tramas sociales donde, en el caso de las infancias y jóvenes, haya adultos acompañando el crecimiento de las personas”.

Ante una situación de consumo problemático de sustancias se recomienda acudir al sistema de salud para recibir asistencia y, si la persona quiere, acceder a un tratamiento.

Líneas por consumo problemático de sustancias:

–          141 SEDRONAR atiende los 365 días del año, las 24 horas del día.

–          383 4 528828 Centro Integral de Salud

–          135 Orientación en Salud Mental atiende los 365 días del año, las 24 horas del día.


ExtraCatamarca

ExtraCatamarca

Diario digital - Catamarca

Deja un comentario

No te pierdas