Políticos de juntos por el cambio, complicados por su apoyo a Adhemar

Según versiones de fuentes muy bien acreditadas que pidieron no ser identificadas, es un secreto a voces, una certeza absoluta que dentro del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) existe una pelea sin cuartel. Por una parte, están los que tienen la ficha limpia, aquellos que no tienen nada que ver con el «trader god» Edgar Adhemar Bacchiani, en adelante «el pelado»  y en la vereda de enfrente, los manchados, es decir todos aquellos que lo estuvieron endiosando por una recompensa, que recibieron una financiación suculenta, para una interna que ganaron y también para las elecciones generales, con fondos dinerarios cuyo origen aun permanece en las tinieblas.

Hay un grupo de legisladores que reclaman que la mesa salga a dar explicaciones sobre las versiones de que Adhemar Capital financió la campaña de Juntos por el Cambio y en el punto existe la acusación directa a la totalidad de los miembros de la lista «Cambia Catamarca», cuyos capitostes fueron las primeras figuras de la flamante agrupación, comandadas por el Ingeniero Flavio Fama, actual Senador Nacional y ex Rector de la Universidad Nacional de Catamarca y Francisco Monti, ex diputado provincial, hoy Diputado Nacional y presidente del Comité provincia de la UCR, cargo al que llegó por el prematuro fallecimiento de la recordada y siempre bien ponderada, Marita Colombo.

Los cajeros  o tesoreros, por decirlo de alguna manera decorosa, aunque no lo sean, fueron dos conocidos personajes de la política vernácula. Uno, Enrique Cesarini, diputado provincial reelecto, que ocupa en forma ilegitima la presidencia del PRO, ya que su mandato se encuentra largamente vencido, en un partido político que en realidad es un vulgar sello de goma, una estructura esquelética, sin sede social y vacía de contenido; sin escuela de dirigentes ni cursos de formación o capacitación, como sucede en casi todas las provincias en el partido fundado por el ex presidente Macri. En Catamarca, el partido fue literalmente destrozado.

La otra particularidad de Cesarini y que llama la atención, es que el actual diputado, es del PRO en Buenos Aires, pero en Catamarca se observa en él, esa distancia que existe en las personas que dicen pertenecer o ser una cosa, pero que en lo hechos actúan de forma opuesta, confirmando una vez más, aquella premisa que indica que uno es lo que hace, no lo que dice. Lo cierto es que el abogado, miembro del Tribunal de Cuentas (en uso de licencia) tiene estrechos vínculos con Rubén Dusso, actual Vicegobernador y con Lucia Corpacci, ex gobernadora y actual Senadora Nacional. De ello hay sobradas pruebas.

El otro personaje, de alta exposición mediática, de activa presencia en el sequito de el pelado Bacchiani, cajero y presidente del Congreso de la Coalición Civica-Ari, actual asesor del diputado nacional Rubén Manzi, estamos hablando de su hijo, Mariano Manzi, ex gerente de Empleo de Catamarca y ex candidato a diputado provincial de Juntos por El Cambio. Ambos, Cesarini y Manzi, manejaban el dinero de la campaña en «Cambia Catamarca» primero y en Juntos por el Cambio a posteriori, luego de ganar en forma sorpresiva la interna de las PASO. En otras notas editoriales nos preguntábamos si la mesa chica de «Cambia Catamarca» integrada por Fama, Monti, Cesarini y Manzi, recibió las transferencias de el pelado, con las formalidades de la reglamentación vigente de la Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos o fue que recibieron los aportes dinerarios al mejor «estilo campo» o en número dos o en el otro color, el más oscuro de todos los colores. Sería oportuno acceder a la información pública de rendición de cuentas de campaña de «Cambia Catamarca» primero, y por las PASO, y de Juntos por el Cambio, por la campaña de las elecciones generales. En esa rendición de cuentas está la verdad de la milanesa.

Como lo expresamos al principio de ésta nota, los que formaron parte de la otra lista y algunos de los que participaron con Flavio Fama y Francisco Monti, no quieren quedar pegados en esta acusación porque son ajenos a estás maniobras e incluso dicen que todo esto los perjudicó y es la explicación de porque había tantos recursos financieros y despliegue de elementos en todos los frentes, algo que llamaba la atención por lo inusual del escenario, ya que en general los presupuestos de campaña son modestos.

La situación demuestra y pone en superficie la profunda división que hay dentro de Juntos por el Cambio, que no es nueva, porque en la campaña de las presidenciales del 2019, Cesarini «administró» fondos de Nación sin respetar el principio de la contabilidad básico de que «todo lo que entra, sale», entraba y salía para otro lado, y la realidad era que el principal jugador de la coalición, la UCR nunca pudo acceder a esos fondos que llegaban desde Buenos Aires.  Esta claro que de seguir está dura confrontación, puede hacer que se fracture la oposición, teniendo en cuenta que el Pro y el ARI-CC están totalmente aislados y son partidos diminutos con escasa o nula representación y encima  muy cuestionada.

Será difícil sostener en el tiempo éste estado de cosas. La única forma de solucionar estas profundas diferencias sería con una rendición documentada de cuentas, algo muy dificil de que ocurra, si se tiene en cuenta que las actividades financieras de Bacchiani han sido calificadas por la autoridad de aplicación, como ilegales y defraudatorias.  Por esa razón, es que a esta altura de los acontecimientos, nadie sabe cómo será el futuro de la coalición a nivel local, ya que  siguen juntos por el acuerdo a nivel nacional. Desde una amplia mayoría de la UCR Catamarca, sostienen que estos dos partidos no aportan nada y ésta es una percepción antigua.

Sabemos que en los próximos días habrá más novedades y todo parece indicar que se intensificaran las diferencias internas por el escandalo financiero nunca antes visto en Catamarca, donde los principales damnificados han sido los crédulos ahorristas, que sin proponérselo, en forma indirecta han financiado las campañas políticas de sus propios candidatos. En razón de ello, nadie quiere quedar pegado con Adhemar Capital, el pelado y su «holding»,  pero la realidad es que «prima facie», están «hasta las manos» y hay algunos que solo pueden callar y esconderse, y otros que se transformaron de la noche a la mañana y como por arte de magia, de la «magia» del pelado claro, la de vivir de lo ajeno, de candidatos electivos a señor senador nacional, a señor diputado nacional…

Fuente y nota original: https://www.elpucara.com/2022/03/la-mesa-de-juntos-por-bacchiani/

+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas