Para Alberto Fernández, «Macri tendría que pedir perdón al país porque el daño que hizo es incalculable»

El presidente Alberto Fernández aseguró esta noche que su antecesor, Mauricio Macri, «tendría que pedir perdón al país» por el «daño incalculable» que causó por el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El país «quedó aislado cuando dejaron de prestarle plata y salieron corriendo al Fondo por un préstamo inusual en monto y en tiempo de repago», remarcó el jefe de Estado sobre el acuerdo del gobierno macrista con el organismo multilateral, y por lo que consideró que el expresidente debe «pedir perdón» al país porque «el daño que le hizo es incalculable».

Al respecto, en una entrevisca con el canal C5N esta noche, Fernández remarcó sin reestructuración «el año que viene hay que pagar 18.000 millones de dólares al Fondo y en 2023 unos 19.000 millones de dólares».

Por ello, el presidente pidió a Macri que «se dé cuenta del desastre que ha hecho» al considerar que que «no fueron errores, sino que hicieron lo que creían, aun a costa de postergar a la Argentina».

«Estamos negociando con el Fondo» aseguró sobre ese endeudamiento y se refirió a las críticas hacia la vicepresidenta Cristina Fernández, a quien le endilgaron haber dicho que no se quería pagar, cuando «en realidad apuntó a que no sea un hecho» que «agobie» y «postergue».

En ese marco, el presidente remarcó la idea de cómo generar «un mecanismo de pago que se extienda lo más posible en el tiempo» y no se sufra «como sociedad» lo que se pague al FMI.

Fernández apuntó a que el acuerdo con el FMI «sea sostenible», en una reestructuración a «tres o cuatro años, para darlo «por terminado».

El mandatario explicó que los acuerdos stand-by «se pagan en poco tiempo, en cerca de tres años» y bregó por tener «facilidades extendidas» hasta «10 años».

«Buscamos que se revisen estos términos y, por excepción de la pandemia extender estos plazos», indicó Fernández, y aclaró que eso lo «debe resolver el directorio del Fondo».

«El tema no es no pagar, sino tener un acuerdo que permita seguir con el plan económico de inversión y crecimiento», completó el primer mandatario.

El presidente refirió, además, que «la inflación es multicausal» y ejemplificó a «los precios internacionales», que por «una cuestión de inercia empujan los precios internos», como los agropecuarios, tras remarcar que «el déficit fiscal cayó drásticamente», aunque reconoció que «eso no resuelve el problema».

En ese sentido, el jefe de Estado pronosticó que el mes próximo «la inflación comenzará a bajar» y afirmó que «por fuera de los supermercados es muy difícil hacer respetar los acuerdos de precios» porque «las grandes cadenas respetaron» los valores convenidos pero «no todos» lo hicieron.

Al respecto, Fernández aseguró que «hubo dos presidentes que respetaron la ley de Abastecimiento: Juan Domingo Perón y yo», para «poner en caja a los especuladores», y sostuvo que eso es «un trabajo a tomar como sociedad».

Por otra parte, el primer mandatario señaló que en Juntos por el Cambio «tienen una actitud negacionista» en relación a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar,

En ese sentido, Fernández destacó que «si hay gente que ha dejado de lado el odio y la venganza fueron las Madres y las Abuelas (de Plaza de Mayo), con Estela (Carloto) a la cabeza».

«Eso es venganza para algunos», consideró Fernández, y remarcó que «las Madres y Abuelas son un modelo de conducta», son un caso singular en la sociedad argentina».

«Ellas tuvieron el coraje que no tuvo el resto de la sociedad, y me incluyo», admitió el primer mandatario, y subrayó que «a ellas hay que darle las gracias porque pusieron la vara ética tan alta».

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas