Ordenan detener a la viuda de Muñoz, el ex secretario de los Kirchner

El periodista Daniel Santoro, del diario Clarín, informó que en forma sorpresiva, el juez federal Claudio Bonadio ordenó este sábado la detención inmediata de Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz, sus socios y el embargo de todos sus bienes y cuentas bancarias en la Argentina y el exterior en la causa de los cuadernos de las coimas.

En una resolución, Bonadio ordenó a la Policía Federal que también detenga y lleve a su despacho a los socios o supuestos testaferros de Pochetti, Sergio E. Todisco, Elizabeth E. Municoy, Carlos A. Gellert y Perla A. Puente Resendez.

Además, dispuso la captura internacional de Carlos Temístocles Cortez, otro de los imputados, que se encontraría en el exterior. La medida intenta recuperar unos 70 millones de dólares que Muñoz, pieza clave en la asociación ilícita descripta en los cuadernos de las coimas de Oscar Centeno, ex chofer del segundo del ministerio de Planificación Roberto Baratta, habría enviado a Estados Unidos, México, Suiza y Andorra.

Juez Federal Claudio Bonadio

Las órdenes de detención las firmó Bonadio luego de que su colega Luis Rodriguez rechazara un pedido en ese sentido del fiscal Carlos Stornelli, considerando que con un embargo de 10 millones y una prohibición de salir del país contra Pochetti y sus socios era suficiente. El periodista Santoro, en su informe agrega que Stornelli apeló la decisión de Rodríguez en esta investigación por enriquecimiento ilícito contra Muñoz y su sucesión ante la Cámara Federal porteña. Stornelli había hecho la solicitud de detención a los dos jueces en esas dos causas distintas.

Bonadio recordó que ya le había pedido a Rodríguez que se inhiba de seguir interviniendo en esta causa contra Muñoz porque era parte del expediente de los cuadernos de las coimas donde se investigan delitos más graves.

En su resolución, el magistrado dispuso que la Policía Federal allane los domicilios y oficinas de los imputados en todo el país, fundamentalmente en la Ciudad de Buenos Aires y en Mar del Plata, así como secuestrar sus celulares y computadoras. Según las fuentes, Bonadio también habría ordenado enviar exhortos a los países donde los imputados tienen o tenían cuentas bancarias.

Muñoz fue el secretario privado de los Kirchner que más bolsos con coimas recibió de Baratta, tanto en el departamento de la Recoleta como en la residencia presidencial de Olivos. Desde allí estaba encargado de llevar los bolsos al Aeroparque para transportarlos en aviones oficiales o privados a Río Gallegos o El Calafate.



Sigue Conectado