Motín de policías en Bolivia contra el gobierno de Evo, quien denuncia un «golpe de Estado»

Al grito de «motín policial», agentes de las principales ciudades bolivianas se declararon ayer en rebeldía en protesta contra el gobierno del presidente Evo Morales que volvió a denunciar un intento de golpe de Estado.

El primer amotinamiento se reportó en la ciudad de Cochabamba y luego se fueron sumando unidades policiales de Sucre, Santa Cruz y también Oruro, donde los agentes incluso tomaron la gobernación.
En La Paz, sin embargo, se produjeron repliegues policiales en diferentes unidades, pero no se declaró de manera abierta el amotinamiento. 

En Potosí, varios policías hablaron frente a los manifestantes declarando que no saldrán más a reprimir a la población.

En todas las nueve capitales departamentales numerosos grupos de manifestantes contrarios a Morales se concentraron en los comando policiales pidiendo a los agentes que se sumen al motín.

La rebelión policial viene a profundizar la grave crisis política que atraviesa el país desde las elecciones presidenciales del 20 de octubre en las que fue declarado ganador Morales en medio de fuertes reclamos de fraude de la oposición.

Comandante de la Policía afirma que no existe motín sino acuartelamiento policial. Y emitió un comunicado oficial al respecto. En Santa Cruz, policías desde el interior de su Comando anunciaron que tienen un pliego de peticiones que incluye aumento de salarios.

Ver imagen en Twitter

El papel de la oposición

Los dirigentes opositores Carlos Mesa y el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, rechazaron los resultados electorales que le dieron la victoria al presidente Evo Morales.
“Las protestas de grupos opositores desde el pasado 20 de octubre se han caracterizado por actos de violencia, racismo y discriminación contra la población indígena y campesina del país. Asimismo, exigen la renuncia del mandatario Morales, pese a su triunfo electoral”, explican desde el oficialismo.
Para pacificar el país el Gobierno solicitó a la Organización de Estados Americanos (OEA) realizar una auditoría acta por acta de los comicios, cuyo resultado sería vinculante para el mandatario y la oposición boliviano. Aún así, las protestas violentas no han cesado y el dirigente Camacho demanda la renuncia de Morales.

Fuente: BBC / Telesur

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas