Milei monitoreó desde Olivos el inicio del debate de la Ley Bases

Tal como hace todos los lunes, excepto que surja algún motivo que lo obligue a cambiar la agenda, el presidente Javier Milei se quedó trabajando en la Quinta de Olivos, desde donde sigue el desarrollo de la primera jornada de debate de la nueva Ley Bases en la Cámara de Diputados.

En la residencia oficial, el mandatario nacional se encuentra estudiando principalmente la situación económica del país, que sigue siendo una de sus mayores preocupaciones, y por momentos se interioriza de lo que está ocurriendo en el recinto parlamentario.

“Es aburrido, no creo que pierda tiempo mirando el espectáculo patético en Diputados”, resumió uno de los colaboradores del jefe de Estado, que desestimó que el libertario esté preocupado por los discursos de los legisladores.

De hecho, en la previa del inicio de la sesión, el Presidente no hizo mención alguna al tratamiento del proyecto, mientras que su vocero, Manuel Adorni, en conferencia de prensa se limitó a destacar el respaldo a la iniciativa por parte de la Asociación de Emprendedores de Argentina.

“Presentaron en el debate en comisiones, para apoyar el proyecto, un compromiso a partir del cual, de promulgarse la ley, se seguiría el lema de ‘un millón de pymes pueden tomar un millón de empleados’. Hasta el momento ya hay 350 empresas y 3500 emprendedores que se han sumado a esta iniciativa y, por supuesto, esto no es ni más ni menos que la representación de la buena voluntad de los argentinos que trabajan”, señaló el funcionario.

Tal como viene publicando este medio, el Gobierno está confiado en que, esta vez, tanto la Ley Bases como el paquete fiscal tienen el consenso necesario con la oposición como para ser aprobados, por lo que se aspira a que en la madrugada del miércoles ambos textos ya podrían tener media sanción.

No obstante, fuentes cercanas a Milei advirtieron que el mandatario nacional “no tiene ningún problema en volver a retirar la propuesta del recinto si ve que los diputados dejan los dedos marcados”, que, para el oficialismo, implicaría que se rechacen algunos artículos que consideren “claves”.

Por su parte, cuando comenzó el debate, el ministro del Interior, Guillermo Francos, que en los últimos meses estuvo al frente de las negociaciones con gobernadores y líderes de los partidos “dialoguistas”, se encontraba en Rosario, participando de un encuentro con intendentes.

Además del anfitrión, Pablo Javkin, asistieron a esa reunión Daniel Passerini (Córdoba); Guillermo Montenegro (General Pueyrredón); Rosario Romero (Paraná); Arnaldo Molina (La Rioja); Ulpiano Suárez (Mendoza); Leonardo Stelatto (Posadas); Mariano Gaido (Neuquén); Emiliano Durand (Salta); Susana Laciar (San Juan); Pablo Grasso (Río Gallegos); Juan Pablo Poletti (Santa Fe); y Norma Fuentes (Santiago del Estero).

Asimismo, en representación de sus respectivos municipios asistieron el secretario de Gabinete y Modernización de San Fernando del Valle de Catamarca, Mariano Rosales; el presidente del Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy, Lisandro Aguiar; el secretario de Coordinación de Gobierno de la ciudad de Corrientes, Hugo Calvano; y el jefe de gabinete de la ciudad de Formosa, Mauricio Nadalich.

“Fue una reunión muy positiva, con intendentes de ciudades de todo el país que tienen problemáticas muy parecidas. En un momento difícil para el país, es importante sentarse en una mesa entre autoridades de distintos espacios políticos, con distintas realidades, para evaluar cómo trabajar juntos. A partir del diálogo se pueden lograr muchas cosas”, remarcó Francos.

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo