La selfie que podría castigarse hasta con pena de muerte en esta paradisíaca playa tailandesa

Cuando las vacaciones son parte del plan de vida, cualquier ser humano se apunta a sacarse la tan utilizada selfie, para mostrarle a todos que tomarse un descanso fue posible, sobre todo si es a nivel internacional.

Es parte del plan de los turistas que llegan a la playa tailandesa Phuket. Su fama la precede. Las mejores fotos y selfies se han tomado precisamente en ese lugar.

Sin embargo, hay un pequeño gran inconveniente que aterriza de golpe (literal) toda idea de tomarse la tan buscada foto.

El aeropuerto de Phuket, a donde aterrizan aeronaves procedentes de buena parte del mundo, está dividida por la franja de arena de la hermosa playa.

Las autoridades tailandesas aseguran que tomarse fotos o selfies, supone una enorme y riesgosa distracción para los pilotos, a solo segundos del aterrizaje. De lo que se trata es de evitar un accidente aéreo, con consecuencias que lamentar.

Entre las primeras medidas, está cerrar el paso a la zona de la playa donde el acercamiento a las aeronaves es tal, que la imagen muestra prácticamente a las personas tocando la “panza” a los aviones. Según el periódico Bangkok Post, las autoridades están desarrollando una nueva zona de seguridad cerca de la pista, lo que significa que los turistas ya no tendrán acceso al área donde pueden tomar la autofoto. “La gente y los turistas no podrán ingresar a esta área para tomar fotos”, aseguró el jefe adjunto del aeropuerto de Phuket, Wichit Kaeothaith, agregando que quienes contravengan la disposición que incluye un radio de 9 kilómetros (más de lo usual) se exponen a la pena máxima aplicada en Tailandia.

“La pena máxima es la sentencia de muerte”, recordó Kaeothaithiam.

“El aeropuerto quiere aumentar los ingresos del turismo, pero al mismo tiempo, debe asegurarse de que no habrá ningún problema con las regulaciones de la aviación … El turismo y la seguridad deben coexistir”, dijo tajantemente el funcionario aeroportuario, cuyas palabras, literalmente tomaron vuelo, internacionalmente hablando.

Algunos lugareños creen que, tras el nada convencional anuncio, la zona de seguridad que pretende resguardar los aterrizajes, impactará el turismo en el área. “Si la playa está cerrada, tendremos serios problemas porque muchos turistas simplemente no vendrán”, dijo a The Phuket News, Winai Sae-io, directora de un programa local de estímulo empresarial. “Quiero que Airports of Thailand, (que opera el aeropuerto internacional de Phuket) nos mire y apoye a los locales para que vivan aquí también”, dijo la empresaria local. Los turistas en el lugar también se mostraron impactados por el anuncio, pero será cosa de horas para saber si la advertencia será suficiente, a fin de aplacar las ansias de una selfie, o habrá quien la desafíe arriesgando su vida. Los castigos menos severos incluyen una multa que va desde los 800 mil pesos chilenos o una sentencia de cárcel de hasta 20 años, según el medio británico The Sun.


ExtraCatamarca

ExtraCatamarca

Diario digital - Catamarca

No te pierdas