La intimidad de la reunión entre Javier Milei, Raúl Jalil y otros gobernadores del Norte

El líder libertario aterrizó en Buenos Aires al mediodía y se dirigió inmediatamente a Balcarce 50, donde ya lo estaban esperando los mandatarios de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Salta, Gustavo Sáenz; de Catamarca, Raúl Jalil, y de Jujuy, Carlos Sadir, quienes habían arribado todos juntos en un mismo vehículo 15 minutos antes.

Durante unos 40 minutos, el presidente Javier Milei estuvo reunido este jueves por la tarde con cuatro gobernadores del Norte Grande en la Casa Rosada, con quienes conversó sobre la Ley Bases y el Paquete Fiscal, en la previa de la votación final de ambas iniciativas en el Congreso.

Acompañado solamente por el jefe de Gabinete y principal negociador con la oposición “dialoguista”, Guillermo Francos, el jefe de Estado se hizo un espacio en su apretada agenda de actividades, luego del acto que encabezó en la ciudad de Rosario por el Día de la Bandera y antes de partir hacia España para iniciar su nueva gira internacional.

El fugaz encuentro, que uno de los asistentes calificó como “ameno, cordial y muy productivo”, había sido solicitado por los gobernadores y se gestionó a última hora del miércoles, poco después de que se confirmaran las fechas en las que se van a llevar adelante las reuniones de comisiones en la Cámara de Diputados para debatir las reformas propuestas por el Gobierno, que se votarían el jueves próximo, 27 de junio.

Al llegar a la Casa Rosada, Milei, Francos y los gobernadores se sentaron en una larga mesa en el Salón Eva Perón y comenzaron hablando sobre el Pacto de Güemes, una iniciativa impulsada por Sáenz y que consiste en un nuevo régimen de coparticipación federal de impuestos y un proyecto del corredor Bioceánico.

Los mandatarios le entregaron al Presidente una copia del texto que ya había recibido el lunes pasado la vicepresidenta Victoria Villarruel, cuando visitó Salta con motivo del aniversario de la muerte del general Martín Miguel de Güemes.

“El Pacto no aborda cuestiones políticas, sino lineamientos que son irrenunciables e innegociables para el futuro y el progreso de Salta. El momento es ahora para pelear todos juntos por lo que nos corresponde, logrando reivindicaciones históricas para Salta y el Norte Grande”, expresó en aquel momento Sáenz. Y había agregado que “es fundamental que los gobiernos nacional y provinciales trabajen de manera conjunta para el engrandecimiento de la Patria porque Güemes esperaba una Argentina unida para salir adelante”.

Ese Pacto de Güemes, además de los cuatro gobernadores que estuvieron hoy en la Rosada, contó con la firma de Gerardo Zamora, de Santiago del Estero.


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.