La dura crítica y las ironías que hizo el Papa sobre María Livia, la vidente de la Virgen del Cerro

En 2013 dio una entrevista que después se volvió un libro sobre la devoción mariana del sumo pontífice. Allí hay unas líneas que se refieren a la salteña que inició la advocación que no fue reconocida por la Iglesia.

El padre Alexandre Awi Mello, un sacerdote brasileño de los Padres de Schoenstatt que está finalizando su doctorado en Mariología en la Universidad de Dayton en Ohio es el autor del libro «Ella es mi mamá: Encuentros del Papa Francisco con María”, un libro que trata sobre un diálogo -en 2013- con el Papa acerca de la Virgen María y que hace pocos meses volvió a publicarse en español. En dicho libro, según publica el sitio religioso Cai Filii, el autor recoge algunas posiciones del Papa respecto a las apariciones de la Virgen en Salta, en San Nicolás y en Medjugore. Sobre la primera, acerca de la Virgen del Cerro, esta derivó en una crítica a María Livia Galliano. 

El autor comentó al Papa casos de “mensajes de la Virgen”, citando las supuestas apariciones en San Nicolás, Argentina, que el autor considera “bastante verosímil”. Sin embargo, el Papa le dijo: “Me incomoda cuando te vienen con los mensajes. Es decir, la Virgen no tiene una agencia de correo, ¿no? Pienso que teológicamente se puede explicar como locuciones interiores. Pero eso es un abanico que va desde una mera inspiración, que es implícita, hasta una locución interior fuerte. Son locuciones interiores que tiene una persona especialmente dotada”.

El Papa reconoció que en Argentina, en San Nicolás de Arroyos “Dios ahí hace milagros” y que la vidente, Gladys Quiroga de Motta, es humilde y obediente (“el obispo le dijo: si tiene más mensajes, me los pasa a mí, no hable más” y esa mujer «no habló nunca más“).“En cambio, en Salta la vidente protagoniza, si te acercas te hace así” (gesto de imposición de manos) “y vos te caés de espaldas”. “Feo es que protagoniza y no deja de protagonizar. Y le dice al obispo que la Virgen se lo pide”.

Con todo, admite que en un mismo sitio pueden mezclarse milagros de Dios y falsas manifestaciones o declaraciones. “Gracia y pecado están juntos”, dijo respecto al caso de Salta.

Sobre Medjugorje, explicó que impidió un encuentro en Buenos Aires “porque uno de los videntes iba a hablar e iba a explicar un poco todo y a las cuatro y media la Virgen iba a aparecer. O sea, que él tenía la agenda de la Virgen. Les dije: no, mirá, yo no quiero aquí ese tipo de cosas. Pero hay que distinguir porque a pesar de eso en Medjugorje Dios hace milagros, ¿no?” 

El Papa insiste en estos temas en distinguir las locuciones interiores e inspiraciones de la Virgen con mensajes de “videntes” con “apariciones programadas”. “Sí, hay gente que se convierte, pero hay también indiscreción, por lo menos la falta de discernimiento“. Rechaza también lo que llama “espíritu de curiosidad”.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

No te pierdas