La Cámara de Diputados cerró su segundo año de capacitaciones en perspectiva de género

En el paseo General Navarro (ex Alameda), la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Guerrero junto a un grupo de sus pares, el Equipo de capacitación en Ley Micaela y la Escuela Popular de Género «Brenda Micaela Gordillo», entregaron los certificados de la última etapa de formación en perspectiva de género, culminando así un fuerte trabajo de sensibilización en materia de género a lo largo de dos años consecutivos. Para la oportunidad, estuvieron presentes la intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno y la presidenta del Concejo Deliberante de la comuna chacarera, Belky Pennise.

Como pionera en la provincia al instrumentar un programa que capacite y sensibilice a los agentes, Diputados certificó la formación de más de 1300 personas desde que inició el dictado de los cursos en marzo del 2020. De ese total, 848 son trabajadores y trabajadoras de la administración pública, municipales, de la propia Cámara baja y otros organismos del Estado, mientras que las restantes personas pertenecen a diferentes organizaciones civiles y sociales. 

En el acto las integrantes del Equipo Coordinador quienes llevaron adelante todo el proceso de formación, junto a integrantes de la Escuela Popular, les agradecieron a todos y todas las personas que participaron y se formaron en perspectiva de género asumiendo el compromiso de aportar desde los ámbitos en los que se desenvuelven a la transformación de la sociedad en aras de una verdadera igualdad. 

La Presidenta de la cámara baja destacó el camino recorrido, «estamos terminando una etapa que ha significado mucho para la cámara de Diputados y Diputadas porque ha constituido el primer avance en materia institucional en Catamarca que procuró, además de cumplir con un mandato legal, poner en marcha el anhelo de ir hacia una sociedad donde las violencias no tengan nunca más cabida». 

A la vez, subrayó la necesidad de «sensibilizarnos para poder empezar la deconstrucción de estereotipos, prejuicios y formas culturales impuestas que hemos ido naturalizando a lo largo del tiempo y que nos hacen creer que el patriarcado está bien y que es un sistema que debemos convalidar; nosotros nosotras y nosotres decimos el patriarcado es un sistema de explotación, violenta y nos mata y por lo tanto es un sistema que hay que derribar»

Sobre el final, Guerrero anheló que «esa semilla de transformación personal y colectiva haga raíces en cada uno de sus corazones y mentes para que estemos en condiciones de cuestionar todo aquello que hemos aprendido desde niños y niñas y empecemos a transitar ese camino de transformación cultural y social para vivir, convivir y disfrutar una sociedad libre de violencias».

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas