Justicia confirma que médico holandés que inseminaba a pacientes es padre de al menos 49 personas

Este viernes la justicia holandesa confirmó que el médico holandés Jan Karbaat inseminó con su esperma en su propia clínica cerca de Rotterdam a las madres de 49 personas.

Según consigna Deutsche Welle, un tribunal holandés dio a conocer el anuncio luego que se realizara una prueba de ADN.

De esta manera, el controvertido facultativo -quien falleció en 2017- se convierte en padre de al menos 71 holandeses, sumando a los otros 22 hijos que tuvo con sus tres esposas.

Cabe señalar que son cientos de personas nacidas por inseminación artificial las que exigen a la justicia del país europeo que les permita realizarse un test de ADN para despejar todo tipo de dudas.

Tim Bueters, abogado del grupo de personas que confirmó ser descendientes de Karbaat, señaló que sus representados están conformes “por poner fin a años de incertidumbre”.

Recordemos que tanto el fallecido médico, como su esposa, quien aún vive, nunca accedieron a facilitar la realización de las pruebas, presumiblemente porque temían que estas personas reclamaran su herencia. Kaarbaat además prohibió en su testamento que se le extrajera ADN tras su muerte.

El médico “hablaba con orgullo del hecho de haber utilizado su propio esperma”, aseguró hace un tiempo Moniek Wassenaar, quien conoció al director del banco de esperma en 2010.

“Tenía buena salud y era inteligente, por tanto podía compartir un poco sus genes con el mundo. Veía esto como algo noble. No tenía ninguna noción ética y banalizaba el impacto que ello tendría para los niños-probeta”, explicó.

En junio de 2017, la Justicia holandesa autorizó la toma de muestras de ADN que reclamaban una decena de holandeses nacidos por fecundación in vitro. El tribunal civil de Roterdam “decidió autorizar la extracción del ADN de las cosas personales precintadas del doctor recientemente fallecido”, declaró en aquella oportunidad la juez Petra de Bruin. Sin embargo, “los resultados de estos tests tendrán que permanecer secretos hasta que el procedimiento autorice la comparación del ADN del médico con el de un gran número de personas nacidas a partir de una fecundación in vitro” (FIV), agregó el tribunal civil de Róterdam en un comunicado.

No te pierdas