Justicia Argentina: Revisan las cámaras de seguridad para encontrar a los vecinos que lincharon a un ladrón

Lo que empezó como un tradicional Vía Crucis se convirtió en la escena de un crimen, porque los feligreses, al encontrarse con dos ladrones que habían robado violentamente a una mujer en su casa de Ciudad Evita, lincharon y mataron a uno de ellos. Ahora, la Justicia intenta encontrar a los agresores y, para eso, ordenó revisar las imágenes de las cámaras de seguridad de las casas.Leé también Participaban de un Vía Crucis en Ciudad Evita y lincharon a un ladrón: lo ataron y lo mataron

De acuerdo con diferentes versiones, ese hombre, junto a un cómplice, había asaltado poco antes en forma violenta a una mujer y a su hija en una vivienda de Ciudad Evita.

Cuando escapaban, ambos fueron interceptados por vecinos que, según versiones coincidentes, participaban en ese momento de una recreación callejera del Vía Crucis por el Viernes Santo.  

El episodio se inició con un asalto en la calle El Jumel al 200, donde madre e hija fueron sorprendidas en su casa por delincuentes que las amenazaron con cuchillos y les pegaron. La más joven de las víctimas logró huir y pedir ayuda a los gritos. Ante esto, los delincuentes escaparon pero fueron seguidos por los vecinos. Uno de ellos fue atrapado en la esquina de las calles El Tala y La Peperina, donde lo ataron con los cordones de sus zapatillas.

Según las primeras versiones, lo pusieron boca abajo y tres personas se subieron encima de él, mientras que otros lo golpearon hasta que murió. Tras un llamado al 911 llegaron al lugar policías del Comando Patrulla y de la comisaría 3° de Ciudad Evita, que encontraron el cuerpo del asaltante. Según los resultados de la autopsia, murió por asfixia.

Por el momento no hay ningún detenido, ya que no se pudo identificar a los agresores. Mientras tanto, el cómplice sigue prófugo.

Carlos, un vecino, dijo en diálogo con TN que cuando llegó a su casa el viernes por la noche vio que había un joven tirado en el lugar y un grupo de policías, y que no sabía que estaba muerto. Aseguró que la zona «es bastante tranquila y nunca pasa nada» y que aunque le había «llegado la versión de una entradera» tampoco tenía información al respecto.

Fuente

Deja un comentario

No te pierdas