Invierno en Catamarca: Local Comercial Ofrece Ayuda a Perrito Callejero

En la ciudad de Catamarca, la llegada del invierno trae consigo bajas temperaturas que afectan tanto a los residentes como a los animales que viven en las calles. En este contexto, una conmovedora iniciativa ha surgido desde Chikle, una tienda de ropa para niños ubicada en la calle San Martín, entre Sarmiento y Rivadavia.

El gerente de Chikle ha autorizado a sus empleadas para que le proporcionen espacio, comida y agua a un perrito callejero que frecuenta la zona céntrica de la ciudad. Esta decisión ha sido aplaudida por muchos transeúntes y vecinos, quienes consideran que gestos como este reflejan una sensibilidad y solidaridad necesarias en tiempos difíciles.

El perrito, conocido por los comerciantes y vecinos de la zona, suele deambular por el centro en busca de refugio y alimento. Con la llegada del invierno, su situación se torna más precaria debido a las bajas temperaturas y las dificultades para encontrar comida.

Las empleadas de Chikle han instalado un pequeño refugio en la entrada del local y se aseguran de que el perro tenga agua fresca y comida todos los días. La acción no solo mejora la vida del animal, sino que también genera un impacto positivo en la comunidad, mostrando un ejemplo de compasión y responsabilidad social.

El gerente de Chikle, al ser consultado sobre la iniciativa, mencionó que la idea surgió de las propias empleadas, quienes preocupadas por el bienestar del animal, propusieron brindarle ayuda. «Es una pequeña acción que puede hacer una gran diferencia en la vida de este perrito», comentó.

La iniciativa ha generado diversos comentarios en redes sociales, donde los usuarios elogian la decisión del local y destacan la importancia de que más comercios y personas se sumen a este tipo de acciones para ayudar a los animales callejeros, especialmente en épocas de clima extremo.

La acción de Chikle resalta la importancia de la empatía y el cuidado hacia los seres más vulnerables de nuestra sociedad. En un invierno que promete ser particularmente riguroso, gestos como este son un recordatorio de que cada pequeña ayuda cuenta y puede transformar la realidad de aquellos que más lo necesitan.

Con esta iniciativa, Chikle no solo se posiciona como un comercio comprometido con la comunidad, sino que también inspira a otros a seguir su ejemplo, mostrando que la solidaridad puede marcar una gran diferencia en la vida de los animales callejeros.


Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.