El nictógrafo: el invento de Lewis Carroll para escribir en la oscuridad

El nictógrafo es un invento de Lewis Carroll, el famoso autor de Alicia en el país de las maravillas y también un genio de las matemáticas y la lógica. Consiste en una tarjeta con una cuadrícula de 16 agujeros cuadrados, y un sistema de símbolos que representan un alfabeto propio. Con este dispositivo, uno puede escribir rápidamente en la oscuridad, sin necesidad de encender una luz, y luego transcribir lo escrito al día siguiente.

¿Por qué Lewis Carroll inventó el nictógrafo? Pues porque era un hombre muy creativo e imaginativo, que a menudo se despertaba durante la noche con ideas que necesitaba anotar inmediatamente. Pero no le gustaba tener que encender una vela cada vez que quería escribir algo, porque le molestaba la luz y le hacía perder el sueño. Así que se le ocurrió esta solución ingeniosa, que le permitía plasmar sus pensamientos sin interrumpir su descanso.

No solo es útil para escribir en la oscuridad, sino que también tiene un valor artístico y lúdico. Los símbolos que usaba Lewis Carroll son muy bonitos y originales, y se pueden usar para crear mensajes secretos, acertijos o juegos de palabras. Además, es una muestra de la personalidad y el talento de Lewis Carroll, que combinaba la literatura, la matemática y la lógica de una forma única y fascinante.

*Nota: La imagen que se muestra es una recreación artística del nictógrafo. No se trata de una fotografía real ni de una reproducción exacta del original. La imagen tiene fines ilustrativos.*

Fuente: Historias y curiosidades del mundo

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo