El Gobierno desvinculó a 685 empleados tras la disolución del Ministerio de la Mujer

El Gobierno ha anunciado la desvinculación de 685 empleados que formaban parte del disuelto Ministerio de la Mujer, en un proceso que anticipa culminará en los próximos tres meses con el cierre definitivo del organismo. A pesar de esta medida, el Ministerio de Justicia, que ahora asume las funciones del extinto ministerio, ha asegurado la continuidad de las líneas telefónicas gratuitas 144 y 149, esenciales para asistir a las víctimas de violencia de género.

En un comunicado oficial, se detalló que hasta diciembre, el ex Ministerio de Mujeres, Género y Diversidades contaba con 1100 empleados, cifra que superaba a la de ministerios como Seguridad, Transporte y Defensa. El comunicado resaltó que «hasta la fecha, se redujo un 85% de su personal: en una primera etapa, el Gobierno desvinculó a 240 empleados y en esta segunda etapa, a 685, mientras que en una tercera etapa que comenzará en tres meses aproximadamente, se estima una nueva reducción del 25% del personal restante».

El Ministerio de Justicia absorbió las responsabilidades del extinto Ministerio de la Mujer el 24 de mayo de 2024, tras un acuerdo con el Ministerio de Capital Humano. En este nuevo esquema, la Secretaría de Derechos Humanos y la Subsecretaría de Acceso a la Justicia, ambas dependientes del Ministerio de Justicia, garantizarán el cumplimiento de los convenios internacionales suscritos por Argentina y asegurarán la protección de los derechos existentes.

Las líneas telefónicas 144 y 149 seguirán operativas bajo nuevas denominaciones. La línea 144 pasará a llamarse “Línea de atención a personas en situación de violencia y riesgo”, mientras que la línea 149 del Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos (CENAVID) continuará atendiendo las 24 horas del día. La Dirección a cargo de los programas específicos que el Gobierno y el Ministerio de Justicia definan para su continuidad se llamará Dirección Nacional de Protección a la Familia.

Además, se ha informado que el Ministerio de Justicia, bajo la dirección de Mariano Cúneo Libarona, ha iniciado una auditoría de la gestión de la ex subsecretaria de Protección contra la Violencia de Género, Claudia Barcia, quien asumió las funciones del ex Ministerio de la Mujer en diciembre de 2023. Según el comunicado, «debido a que Barcia no presentó al renunciar ningún documento ni acreditó el cumplimiento de sus obligaciones, el Ministerio de Justicia la instó a realizar una rendición de cuentas completa de su gestión».

Esta rendición se encuentra actualmente bajo análisis por parte de la Auditoría Interna del Ministerio y, posteriormente, será remitida a la Dirección de Asuntos Jurídicos para que tomen las medidas legales pertinentes en caso de ser necesarias.

La reestructuración y las medidas tomadas han generado diversas reacciones, destacando la importancia de mantener y fortalecer los mecanismos de asistencia y protección a las víctimas de violencia de género, en un contexto donde la seguridad y los derechos de estas personas deben seguir siendo prioritarios.

Sigue Conectado