El abanderado Santiago Lange no ocultó su emoción en la ceremonia de apertura de los Juegos

El regatista Santiago Lange, abanderado de la delegación de la Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio, junto a su compañera Cecilia Carranza Saroli, confesó hoy su emoción tras haber portado la bandera en la ceremonia de apertura en la capital nipona.

«Esto es muy emocionante, tiene mucha carga emotiva. Me trae muchísimos recuerdos», expresó Lange, de 59 años, en diálogo con la prensa en la capital nipona, luego de portar la bandera argentina en su séptima participación en un Juego Olímpico.

Lange, quien debutó en los Juegos de Seúl de 1988, se convirtió en un emblema del deporte argentino con la obtención de la presea dorada en Vela en Río 2016, cuando descolló en la clase Nacra 17 junto a su compañera de fierro desde que comenzaron a navegar juntos en 2014, Cecilia Carranza Miroli.

El laureado regatista y su compañera lideraron una delegación argentina compuesta por 186 deportistas, que desfiló con entusiasmo y entonando canciones típicas del fútbol durante su presentación en el Estadio Nacional de Tokio.

«Oh Argentina, es un sentimiento, no puedo parar», fue la canción que se entonó fuerte con los tenistas Diego Schwartzman y Horacio Zeballos como los más entusiastas en un grupo signado por la emoción que significa representar al país en el máximo evento deportivo a nivel mundial.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas