Detienen a dos sospechosos por el asesinato del ingeniero en Palermo

Ocurrió a menos de una semana del asesinato de Mariano Barbieri. En poder de uno de los detenidos secuestraron dos objetos de características similares a los del presunto homicida.

Dos sospechosos fueron detenidos este lunes en el Barrio 31 de Retiro, en el marco de la investigación por el crimen del ingeniero civil Mariano Barbieriasesinado de una puñalada en el pecho el miércoles pasado en los bosques de Palermo.

La primera detención fue llevada a cabo este mediodía por personal de la Policía de la Ciudad, que en poder del acusado, de 29 años, secuestró un gorro y una bufanda de similares características a las del presunto homicida, que se cree quedó filmado pocas antes de lo ocurrido con un grupo de personas en situación de calle en otra plaza cercana al lugar del hecho. Más tarde, el segundo sospechoso fue entregado a la Justicia por efectivos de la División Antidrogas Norte.

Además de las prendas de vestir mencionadas, según confiaron fuentes policiales, la fisonomía de uno de los apresados se condice con la del presunto homicida, que llevaba puesto un buzo rojo y que quedó registrada en imágenes de las cámaras de seguridad que lo mostraron escapando de dónde se cometió el crimen.

Cómo sigue la investigación por el crimen de Mariano Barbieri

El principal sospechoso que quedó filmado es un hombre de alrededor de 1.70 metros de altura y en situación de calle. “Está filmado en una ‘ranchada’ en una plaza cercana horas antes del hecho. Coincide con la descripción que dio el testigo ocular, que también indicó el momento del ataque y su huida, que fue en dirección a la avenida Figueroa Alcorta. Su rostro está difuso ya que las cámaras que lo captan están en altura”, confió uno de los investigadores.

Ese testigo es un vecino que estaba paseando a su perro por el parque y habló de “un hombre de una edad promedio de 30 años y que vestía un buzo colorado, jeans y zapatillas”, detalló la fuente consultada.

Para los próximos días el fiscal aguarda los resultados genéticos a las manchas hemáticas halladas en el cuchillo tipo tramontina que presuntamente utilizó el atacante para apuñalar a Barbieri. “Hay huellas dactilares parciales en la hoja del cuchillo”, indicó el pesquisa, aunque aclaró que “es difícil” lograr una identificación en base a la misma.


Del testimonio de Maricel, la viuda de Barbieri y madre de su bebé de apenas tres meses, se estableció que la víctima había ido a la Plaza Tres de Febrero de Palermo para meditar. “Estoy entrando al parque para hacer una meditación de la luna llena”, le envió en un audio Barbieri a una amiga de él minutos antes del ataque, del que se cree que fue “por sorpresa” mientras miraba al cielo.

El crimen ocurrió cerca de las 22.45 del miércoles último cuando Barbieri caminaba por la zona del Parque Tres de Febrero cercana al Jardín Japonés. Tras el ataque, quedó filmado cuando entró a la heladería “Cremolatti”, situada en la esquina de Del Libertador y Lafinur, mientras se sujetaba la remera por sobre el abdomen para pedir ayuda.

“No me quiero morir”, le dijo a los empleados y clientes, tras lo cual se recostó en el suelo, según se observa en el video grabado por una cámara de la heladería. Al lugar arribó una ambulancia del SAME que lo trasladó al Hospital Fernández, pero por la gravedad de la herida no pudo ser reanimado y falleció.
La autopsia confirmó que Barbieri murió de una sola puñalada que ingresó entre seis y siete centímetros en el tórax y le afectó “la pleura, el pericardio y la aurícula derecha” del corazón de la víctima.

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo