Detienen a 10 soldados que formaban parte de comando que ejecutó a un músico en Río de Janeiro

Brazilian riot police scatter supporters of the far right-wing Brazilian President elect Jair Bolsonaro and supporters of left wing professor and presidential candidate for the Workers Party (PT), Fernando Haddad, on a turmoil after Jair Bolsonaro won the election in a pro-Haddad demonstration in Rio de Janeiro on October 28, 2018. - Far-right former army captain Jair Bolsonaro won Brazil's presidential election Sunday, according to official results that gave him 55.7 percent of the vote with more than 88 percent of the ballots counted. (Photo by DANIEL RAMALHO / AFP)

Las autoridades militares brasileñas decretaron el lunes la detención de 10 soldados que formaban parte de un contingente que la víspera disparó más de 80 balazos contra un vehículo en Río de Janeiro, matando a un hombre e hiriendo a otras dos personas.

Evaldo dos Santos Rosa, de 51 años, que trabajaba como músico y agente de seguridad, se hallaba en su vehículo junto a su suegro, que resultó herido, al igual que un transeúnte. En el vehículo se hallaban también la esposa de Santos Rosa, su hijo de 7 años y una niña de 13, que salieron ilesos.

El incidente se produjo en el barrio Guadalupe, en la zona norte de Rio, en el perímetro de seguridad de un área militar donde las tropas realizaban un “patrullaje regular”, informó el Ejército.

El Comando Militar de la zona Este indicó en un comunicado que el primer parte oficial señalaba que la tropa “reaccionó a una agresión procedente de criminales a bordo del vehículo” pero que, tras tomar declaraciones a los implicados y oír a testigos, “se identificaron inconsistencias” en esa versión.

Como conclusión de esa indagación, “se determinó labrar actas de prisión de 10 de los 12 militares interrogados, por incumplimiento de las normas de acción”, precisa el comunicado.

Un comisario de la División de Homicidios de la Policía Civil, Leonardo Salgado, dijo el domingo por la noche a TV Globo que en el vehículo del músico “no se encontró ninguna arma”. “No veo indicios de legítima defensa, por la cantidad de tiros”, agregó.

Los militares participaron en los últimos años en operaciones contra la criminalidad en Rio, e incluso estuvieron desde febrero hasta diciembre de 2018 al frente del área de seguridad de este estado desbordado por la violencia.

El nuevo gobernador de Rio, Wilson Witzel, prometió aplicar una política de mano dura frente al crimen, en un discurso sintonizado con el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro.

Witzel admitió a fines de marzo que la policía recurre a francotiradores para disparar a distancia a sospechosos armados.

En enero y febrero de 2019, los dos primeros meses que Witzel ha ocupado el cargo, 305 personas fueron abatidas por la policía en Rio, de acuerdo con estadísticas del gobierno. Esa cifra representa un incremento de 17,6% respecto al mismo periodo de 2018.

Algunos de esos casos levantaron cuestionamientos sobre los métodos policiales.

El 8 de febrero, una operación policial en una favela del barrio turístico Santa Teresa dejó 13 muertos y despertó, según la Defensoría Pública, sospechas de que se trató de una ejecución sumaria.


ExtraCatamarca

ExtraCatamarca

Diario digital - Catamarca

No te pierdas