Después de cuatro años de intentos, desbloquearon el iPad de Natacha Jaitt

Los investigadores de la muerte de la modelo en 2019, lograron desbloquear el dispositivo en búsqueda de material valioso para el esclarecimiento de la causa.

Finalmente, y después de cuatro años, el iPad que utilizaba la modelo Natacha Jaitt fue desbloqueado por los peritos informáticos y será analizado en búsqueda de pruebas valiosas que ayuden a esclarecer su muerte, ocurrida el 23 de febrero de 2019 en la localidad de Benavídez.

El desbloqueo de la clave se produjo en los laboratorios de los peritos de Gendarmería Nacional, donde los fiscales de San Isidro que intervienen el causa iniciada por su muerte ya ordenaron que el jueves 15 de junio, a las 9, se haga la extracción forense completa del dispositivo.

Durante todo este tiempo, la fuerza federal realizó miles de intentos fallidos y gracias a una nueva clave adquirida en el exterior, se logró destrabar el iPad.

La investigación por la muerte de Jaitt fue encabezada desde el comienzo por el fiscal adjunto Cosme Iribarren y los doctores Diego Callegari y Sebastián Fitipaldi.

Jaitt falleció en la madrugada del 23 de febrero de 2019, cuando fue hallada en la cama de una de las habitaciones del complejo de eventos Xanadú de Villa La Ñata, zona de Tigre.

Hasta allí había llegado para mantener una reunión laboral con un grupo de personas.

Más allá de la apertura del dispositivo, la investigación por su muerte continúa sin imputados y con la convicción, por parte de la Justicia, de que la muerte fue producto de una sobredosis de cocaína, no de un crimen.

El salón Xanadú era propiedad del empresario Guillermo Gonzalo Rigoni, quien estaba presente esa noche junto a dos de sus amigos, el empresario Gaspar Esteban Fonolla y el electricista Gustavo Andrés “Voltio” Bartolín.

También se encontraba en el lugar Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, quien tenía algún tipo de amistad con Jaitt y una joven que vivía en la zona llamada Luana.

En los testimonios posteriores, casi todos coincidieron en que se trataba de un encuentro laboral y que habían tomado alcohol hasta las primeras horas del día siguiente.

Varios contaron que, además, se consumió cocaína.

Según el expediente, a la 1:49 del 23 de febrero, llegó al 911 un llamado proveniente del complejo de eventos avisando que en el interior había una persona “desvanecida”.

Aclararon que se estaba sobre la cama de una de las habitaciones. Cuando los efectivos llegaron al lugar se encontraron con Natacha desnuda y, para ese momento, ya sin vida.

No te pierdas

Descubre más desde Extra Catamarca

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo