Crisis en Ecuador: indígenas tomaron el Parlamento al grito de «¡Fuera Moreno!»


Cuando resta un año para que el Presidente Lenín Moreno termine su mandato, la tensión crece en Ecuador donde una serie de medidas económicas anunciadas la semana pasada por el Gobierno, desataron las protestas. El «paquetazo», a tono con las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), desató una crisis institucional con paros y cortes de rutas en todo el país.

El clima de efervescencia va en aumento. Y en ese marco, mañana está convocado un paro nacional. Paralelamente, miles de manifestantes indígenas avanzan hacia la capital, Quito. Un grupo de ellos irrumpió esta tarde en el hall de la Asamblea Nacional (Parlamento), pese al fuerte operativo de seguridad montado en los alrededores de la sede legislativa.

La agencia EFE informó que los manifestantes ingresaron luego de derribar las vallas de seguridad, al grito de «fuera Moreno», en alusión al mandatario, que la semana pasada resolvió eliminar los subsidios a los combustibles en acuerdo con el FMI. Esa es una de las tantas medidas que son rechazadas por los ecuatorianos, ya que entre las mismas hay un severo recorte al gasto estatal.

Son miles los indígenas procedentes de distintas ciudades acampan en Quito para participar de las protestas, pese al estado de excepción declarado la semana por Moreno, quien a causa de los disturbios mudó la sede del gobierno a la ciudad de Guayaquil, a unos 400 kilómetros al sur de la capital del país.  

Una vez en el hall del parlamento, los activistas ondearon banderas tricolores. 
Fuera de la sede se escucharon algunas detonaciones, probablemente por disparos de granadas de gas lacrimógeno por parte de la Policía.

Mientras este escenario se presentaba en Quito, Moreno se mostraba al frente del gobierno en la sede temporal de Guayaquil, donde hoy se reunión con autoridades de todos los poderes del Estado.

En un conferencia de prensa, Moreno acusó al ex presidente Rafael Correa y al mandatario Venezolano Nicolás Maduro de estar «detrás de este intento de golpe de Estado».

El pedido de Correa

El ex presidente Rafael Correa pidió este martes el adelanto de elecciones en Ecuador, sumido en graves protestas que encabezan los indígenas tras el alza del precio de los combustibles, y negó las acusaciones del gobierno que lo involucran en un intento golpista.

En un vídeo publicado en redes sociales, el ex mandatario (2007- 2017) respondió a los señalamientos en el marco de la mayor agitación social que vive el país en más de una década y que tiene en jaque al gobierno de su ex aliado Lenín Moreno.
«Aquí no hay golpismo. Los conflictos en democracia se resuelven en las urnas y es precisamente lo que pedimos: (…) adelantar elecciones en caso de grave conmoción social, como la que estamos viviendo», dijo.

En la vereda del frente se ubico Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien se manifestó hoy en contra de toda acción que apunte a terminar o acortar el mandato del presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

«La Secretaría General de la OEA considera fundamental que todas las partes respeten el término constitucional por el que fue electo el presidente Lenin Moreno y reitera su rechazo a cualquier forma de interrupción de su Gobierno», señaló Almagro en una declaración pública.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *