Confirman un nuevo caso fatal de hantavirus en Río Negro

Un hombre de 63 años murió por hantavirus en el hospital zonal de Bariloche. El vecino estuvo internado 24 horas y su estado empeoró rápidamente, con el trágico desenlace final. Fue el tercer caso fatal de hantavirus del año en Río Negro.

Víctor Parodi, médico del hospital zonal, indicó que el deceso se produjo el domingo pasado, apenas 24 horas después de que el paciente ingresara con un cuadro complicado de salud. El paciente, oriundo de Bariloche, ingresó el sábado 15 de junio al nosocomio con un síndrome pulmonar e insuficiencia respiratoria y falleció el domingo 16, internado en terapia intensiva.

“Es una de las formas de presentación que tiene el hanta. Puede variar muy rápidamente el estado de salud. Algunos casos dan tiempo para tratamientos y otros, lamentablemente no”, indicó el médico al sitio ANB.

La víctima fatal de este virus transmitido por roedores vivía solo y aparentemente, no tenía una relación estrecha con familiares ni allegados, por lo que se dificulta la tarea de determinar dónde pudo haber contraído la enfermedad y si hay otros posibles casos positivos por lo que se activó el protocolo con todas las personas que habrían tenido contacto con él.

“No hubo mucha opción de diálogo debido a su estado de salud, aunque tenemos indicios epidemiológicos de zonas que en 1996 se detectaron roedores infectados”, manifestó Parodi.

Por el momento se encuentran nueve personas en aislamiento, que podrían haber tenido contacto con el hombre, y desde Salud monitorean la evolución de los involucrados para determinar cómo continuar.

Tercer caso de hantavirus del 2024

Este es el tercer caso de hantavirus que se da en Bariloche en lo que va del año, aunque los otros dos evolucionaron favorablemente y fueron dados de alta. Además, hubo otros dos casos fatales oriundos de El Bolsón, que fallecieron en el hospital zonal.

Si bien se relaciona al hantavirus con el clima de primavera u otoño, Parodi remarcó que no se puede circunscribir a una estación del año. “En épocas de frío, es normal que los roedores busquen lugares donde refugiarse o comer y por eso pueden entrar en casas o galpones”, advirtió.

De todas maneras, el médico además resaltó que el promedio de casos es mucho menor con respecto a los cuadros gripales o de afecciones respiratorias complicados que se dan en invierno, por lo que remarcó la importancia de que las personas mayores de 65 años se vacunen contra la gripe y mantengan consultas médicas en caso de síntomas graves o persistentes.

Síntomas y prevención del hantavirus

El hantavirus se contrae por la inhalación de las partículas de virus que provienen de los excrementos de los roedores, por eso es considerada una zoonosis -enfermedad transmitidas al hombre a través de los animales- al igual que la leptospirosis y la psitacosis.

Al principio se inicia como un síndrome gripal, con fiebre, astenia, mialgias, cefalea, tos y vómitos, y en pocos días evoluciona con una notable dificultad respiratoria. Por eso, recomiendan que las personas en contacto con roedores que desarrollen una enfermedad febril o respiratoria dentro de los 45 días de la última potencial exposición deben solicitar atención inmediata e informar al médico del riesgo posible de infección.

La prevención de la enfermedad consiste en la higiene ambiental, impidiendo la acumulación de basura. Entre las principales medidas a tener en cuenta figuran: reducir la disponibilidad de las fuentes de comida y anidamiento usados por los roedores dentro de la casa y guardar los alimentos cubiertos y almacenados en recipientes de metal o de plástico grueso con tapa firmemente ajustada.

Asimismo, antes de limpiar los ambientes en los que pudo haber ratas, se debe ventilar el lugar, rociar con lavandina para inactivar cualquier virus que hubiera y, luego, limpiar por baldeado.

Finalmente, hay que evitar el barrido para no remover polvillo y generar aerosoles que pueden tener partículas del virus, y contraerlo así por inhalación. Se recomienda sellar todas las aberturas del hogar que posean un diámetro mayor o igual a medio centímetro.

Sigue Conectado