Claves para identificar a una persona tóxica en el trabajo y qué hacer al respecto


La presencia de este tipo de personalidades no solamente dificultan la tareas diarias, sino que también no se alinean los objetivos y se generan conflictos entre los trabajadores y los jefes.

Estudios afirman que entre 5% y el 15% de las empresas tienen entre sus filas a gente denominada “tóxica”, que no solamente provoca cierta tensión y conflicto, sino que también dificulta el alcance de objetivos.

Pero existen métodos para identificar a este tipo de personas, y algunos pasos a seguir para que la convivencia y la relación sea mucho más amena para todos.

Ellos se distinguen por su negatividad, por criticar acciones de la empresa o del empleado, y sus preferencias por el trabajo en solitario.

Y a pesar de los rumores que puedan surgir entre los mismos empleados apuntando hacia una persona, siempre hay que tener algunas actitudes típicas a tener en cuenta.

Por lo general, una persona tóxica suele ser arrogante, conflictiva y presentar una importante desmotivación a la hora de realizar las tareas. También se exceden en la pérdida de tiempo, no reconocen sus errores, y suelen echar la culpa a terceros.

Una vez está identificada esta persona, es conveniente tomar ciertos recaudos y acciones al respecto, para evitar que ellos influyan en nuestro día a día.

Ante esto, el despido no es siempre la solución, y una advertencia podría ser suficiente. También se debe tener en cuenta que rol ocupa este empleado en la empresa, y evaluar cuánto influye toda acción sobre él.

Otra de las posibles opciones es reubicar a esta persona en otro sector, en donde se pueda vislumbrar que no genera mala influencia sobre los demás compañeros de trabajo. Conversar con él para conocer su situación personal.

Sin embargo, siempre recomiendan hacer un proceso más selectivo a la hora de la elección de empleados, identificando los factores de riesgo que existen al evaluar a los candidatos para eliminar los problemas potenciales en la etapa de la entrevista.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *