Animales bajo la nieve en la Patagonia: se esperan más tormentas

La Asociación Argentina Criadores de Merino expresó en un comunicado de prensa su profunda preocupación ante la grave situación climática que afecta a productores ovinos de la Patagonia, principalmente de las Provincias de Santa Cruz y Chubut, situación que puede generar grandes pérdidas en las existencias actuales, que agravarían la situación de despoblamiento que afecta la Región.

“Nos sentimos identificados y solidarios con los reclamos generados desde distintas Federaciones y Sociedades Rurales de la Región y esperamos que las mismas sean atendidas en tiempo y forma, es fundamental llegar a los campos donde hay pobladores y trabajadores aislados por las tormentas, como así también procurar asistir con suplementos alimentarios a los animales que puedan haber sido llevado a lugares de mayor resguardo, de manera de garantizar la subsistencia de los mismos”, detalla en una parte del escrito.

Desde la organización aseguran que la evaluación final lamentablemente recién podrá efectuarse en los periodos de junta de las majadas, pero “las experiencias anteriores como fueron las grandes nevadas de 1984, el impacto del volcán Hudson y otros episodios nos hacen esperar lamentablemente un impacto de grandes pérdidas y la necesidad de generar a futuro una planificación de repoblamiento que genere las condiciones mínimas de permanencia, fundamentalmente de los medianos y pequeños productores, que frene los procesos de abandono de grandes superficies con el impacto negativo que ello conlleva”.

Pero lo peor pareciera que está por venir. La perspectiva climática elaboradas por distintos organismos públicos y privados proyectan para la zona fríos intensos, ya que prevén que, en la próxima semana, la Cordillera recibirá nevadas intensas en gran parte de su extensión, generando más complicaciones en la ganadería de esta región sur del país.

La Patagonia es el 33% del territorio Nacional y la actividad ovina tiene características propias únicas e insustituibles y se trata de una mono actividad realizada en sistemas ganaderos extensivos. El ovino hoy puebla la Patagonia con poco más de 6 millones de cabezas.

Más nieve y viento polar

La perspectiva climática elaborada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) para la zona no es alentadora, ya que prevé que en el período comprendido entre el 4 y el 10 de julio, la Cordillera recibirá nevadas intensas en gran parte de su extensión.

En tanto, en dialogo con Chacra TV, Enrique Jamieson, presidente de la Sociedad Rural Río Gallegos, advirtió que “más de un millón de ovejas y 40.000 bovinos podrían morir de hambre” si no logran llegar con las raciones para alimentarlos.

Continúan los movimientos de hacienda en toda la Patagonia para salvar los animales.

Continúan los movimientos de hacienda en toda la Patagonia para salvar los animales.

Las intensas nevadas siguen castigando al sur del país, cubriendo con medio metro de nieve amplias extensiones del campo santacruceño. Los ganaderos de la zona intentan llegar a través de todos los medios posibles a sus animales para proveerles del forraje que es fuente de alimento, dado que las pasturas naturales están sepultadas debajo de la nieve.

El fenómeno climático inusual de nevadas extremas que están golpeando la región, provocan la falta de forraje para el pastoreo de vacas y ovejas, y en muchos casos que los propios ovinos queden atrapados en la nieve.

En cuanto a la posible mortandad, Jamieson, subrayó que “no es tiempo de contar animales muertos, sino de tratar de salvarlos alimentándolos, pero sabemos que la afectación va a ser mucha, porque un lanar si tiene alimento soporta unos quince días, pero ese tiempo ya pasó y muchos quedaron atrapados en la nieve”.

Agregó: “hoy lo que hacemos es mover la hacienda y concentrarla en los terrenos menos nevados para que puedan comer algo de forraje, o suplemento. Son potreros grandes, con una densidad de una oveja cada cinco hectáreas y eso dificulta más las cosas”. Y enfatizó: “Los camiones no pueden llegar hasta donde están los animales porque hay terrenos con más de medio metro de nieve, así que no se los puede sacar, y en algunas zonas el suplemento va en vehículos militares hasta las zonas más nevadas”, explicó.

Fuente: Redacción +P con aportes de Chacra e Infocampo.

Sigue Conectado