Mateo Salvatto, el argentino de 20 años que desarrolló la app para personas con discapacidad

  • 12
    Shares

El talentoso joven, fundador de la empresa Asteroid Technologies, que busca promover la tecnología inclusiva, contó cómo funciona su invento que hace furor en el mundo. Además confesó detalles de sus comienzos y también se animó a revelar lo que sueña para su futuro.

Cosas tan sencillas como pedir una indicación en la calle o entrar a un negocio a comprar algo pueden ser una pesadilla para las personas sordas. Mateo Salvatto sentía que debía hacer algo para solucionar ese problema. Se le ocurrió desarrollar una aplicación. Al principio parecía una idea loca. Hoy “Háblalo” se ha convertido en una herramienta fundamental para quienes tienen dificultades para expresarse.

“A mi me gusta la tecnología desde siempre, desde que mis viejos trajeron una computadora a casa y empecé a ver lo que era, pero mi pasión por la robótica y la programación empezó en ORT, yo estudié en las escuelas técnicas la carrera de electrónica, y ahí empecé a trabajar, y fue un resultado hermoso, hoy trabajo en ORT pero la decisión que mejor podría haber tomado fue estudiar ahí, siempre les voy a estar agradecidos a mis viejos por mandarme a estudiar a esa escuela, eso me permitió ser campeón nacional de robótica, luego campeón internacional con un amigo en Israel, fue una experiencia hermosa y gracias a todo eso es que Háblalo nació, decidí realizar la aplicación porque yo me crié con personas sordas, mi mamá es profesora de sordos hace más de treinta años y cuando terminé de estudiar, a los 17 años, me puse a trabajar en esto que hoy tiene muchísimos usuarios a nivel mundial”, comenzó diciendo este viernes este héroe que cumplió 20 años hace pocos días.

Consultado sobre cómo funciona la app, Mateo le contó a la web de Radio Mitre que “Háblalo funciona como un traductor en tiempo real, que le subtitula al mundo a la gente que no puede escuchar, y le da una voz a la gente que no puede hablar, aparte integra otras herramientas cómodas para personas con distintas actividades, es fácil de usar, no necesita conexión a internet para funcionar y es totalmente gratuita”, manifestó en diálogo con Juan Etchegoyen.

Con respecto a lo que vivió en China en 2018, Salvatto confesó que “mi experiencia en China fue un cambio en mi cabeza muy grande, hice dos viajes, primero fui a una feria internacional que se hace en Chengdu, en la provincia de Sichuan, y ahí fue donde presente Háblalo como parte de la delegación de la provincia de Buenos Aires, así que estoy agradecido a eso también, los chinos se sorprendieron por la aplicación y eso fue una felicidad muy grande, porque quiere decir que vamos bien. En el otro viaje me seleccionaron junto a otro colega entre 1600 concursantes, estoy contento por ese logro y el premio era un viaje a Shanghái para otro foro así que en julio probablemente estaré en Asia de vuelta”, expresó.

– Contanos un poco sobre la app “Háblalo”.

-Es una aplicación móvil pensada para personas con dificultades para comunicarse. Fue originalmente ideada para sordos, pero eso se amplió y en la actualidad asiste a 40.000 personas con distintas discapacidades, que padecen desde esclerosis lateral amiotrófica hasta parálisis cerebral. Se usa en 45 países. Es traductor en tiempo real que les subtitula el mundo a las personas que no pueden escuchar y les permite tener voz a quienes no la tienen, solamente usando su teléfono de forma desconectada de internet y totalmente gratuita. A esta App la desarrollé solo en mi casa y después creé un equipo para agrandarla y escalarla.

– ¿Opinás que hay que lanzarse con todas las ideas que se te ocurran, por más locas que parezcan?

– Sí. Lo que podés perder si sale mal es tiempo y en su defecto plata, que sería lo más terrible. Pero podés ganar mucho si tiene éxito, puede ser algo que cambie el mundo. Si mi proyecto no hubiera tenido éxito ahora no estaría arruinado; sólo hubiera sido un fallo en mi vida. En cambio, me arriesgué con esa idea loca y me fue bien. Ahora viajo por el mundo y me siento orgulloso de que esto pueda ayudar a miles de personas con discapacidad.

– ¿Te considerás un emprendedor nato? ¿Un emprendedor se nace o se hace?

– Me considero una persona creativa e inquieta desde nacimiento. Veo un problema y necesito sí o sí buscar una potencial solución; no importa que no sea la más eficiente, pero tengo que lograr una respuesta. No es algo que me obliguen a hacer; está en mi naturaleza. Creo que no se nace con la capacidad de emprender, pero si tenés ideas se puede aprender a ser emprendedor. Definitivamente hay que estar preparado para los desafíos y los problemas, y ver cómo los vas a solucionar, cómo reinventarte sobre la marcha… todo es muy desafiante. Además, crecés mucho como persona resolviendo problemas, porque aprendés a lidiar mejor con la frustración.

-¿Siempre estás pensando en algo nuevo?

– Si veo que falta algo en algún lugar, pienso qué tecnología puedo meter ahí. Igual, trato de reprimir un poco mis impulsos, de no tener más que dos o tres proyectos nuevos, porque es cierto eso de que el que mucho abarca poco aprieta.

-En el mundo de la tecnología siempre hay muchas cosas para emprender, ¿hay forma de saber qué puede ser exitoso y qué será un fracaso?

– No veo una fórmula mágica de saber si algo tendrá éxito o no, porque la tecnología es impredecible. A muchos productos tecnológicos que cambiaron el mundo cuando se idearon, pocos le encontraban sentido. Pasó con la computadora, por ejemplo. Ahora nadie le encuentra sentido a los autos autónomos o a la creación de un cohete extraplanetario. Definitivamente, nunca hay que subestimar la tecnología.

– Se puede pensar que sos muy chico para ser un gran emprendedor, ¿qué les aconsejarías a los jóvenes?

– El consejo más grande, no importa la edad, es que se animen a hacer cosas, a fallar, a caerse y a volver a levantarse… En el ámbito de lo tecnológico se pueden hacer millones de cosas. No es que triunfé con esta aplicación porque haya nacido superdotado ni porque soy distinto. Sólo persigo un sueño y soy muy persistente. No dejo que nadie me convenza de que algo no sirve. Soñaba con ayudar a las personas con discapacidad y sucedió. Una idea es lo más valioso que podemos tener y nunca sabemos dónde nos va a llevar. Perseguir tus sueños probablemente te haga ganar muchísimo más de lo que puedas perder.

¿Qué opinas de esta nota?
  • Satisfacción 
  • Esperanza 
  • Bronca 
  • Tristeza 
  • Incertidumbre 
  • Indiferencia 

Jorge Claramonte


  • 12
    Shares