«15 minutos antes hablé con ella y me dijo que el tipo la iba a matar», dijo una amiga de Guadalupe

La amiga que convivía con Guadalupe Curual (21), la joven que fue asesinada a cuchillazos el pasado martes en pleno centro de Villa La Angostura, aseguró hoy que 15 minutos antes del femicidio, la víctima le había dicho que, si su exnovio la encontraba, la iba a matar porque ya le había anticipado que la iba a buscar por todos lados.

En tanto, el padre y los hermanos de Guadalupe se presentaron como querellantes en la causa y aguardan que el acusado de femicidio y expareja de la víctima, Juan Bautista Quintriqueo (32), se recupere de su segundo intento de suicidio para que pueda ser imputado en el expediente.

«Quince minutos antes de que la mate, yo hablé con ella. Me dijo que si, que la iba a matar si la encontraba. El tipo andaba por el centro buscándola y así fue, porque la estaba esperando, la encontró y la mató», explicó entre lágrimas Lucía en declaraciones al canal de noticias TN.

Lucía era amiga de Guadalupe y la había invitado a vivir con ella luego de su separación con Quintriqueo y hasta le cuidaba a su beba cuando ella salía a trabajar.

La joven contó que, en las últimas semanas, ambas habían estado aisladas por el coronavirus y que días antes habían sido de alta, por lo que debían regresar a sus trabajos.

«El tipo sabía que nos habían dado el alta y la iba a buscar por todos lados», relató.

«Guadalupe vivía con miedo todo el día. Había días que, cuando se tenía que ir a trabajar y yo me quedaba cuidando a su hija, me decía que se iba en taxi porque tenía miedo de que el tipo estuviera escondido en la esquina. Cuando volvía, todos los días se tomaba taxi y gastaba plata en taxi, porque siempre tenía miedo», sostuvo.

Luego, explicó que la última denuncia que realizó Guadalupe contra su agresor «fue hace poco, cuando el tipo se le apareció en el laburo y comenzó a agredirla».

«Le quería pegar a los otros empleados y a ella. Pensó que se iba a quedar sin trabajo por todo lo que pasó», agregó.

Por otra parte, mientras aguardan que la Justicia les entregue el cuerpo de Guadalupe para poder velarlo, su padre y sus hermanos se convirtieron hoy en querellantes en la causa.

«Estamos aguardando la evolución de la salud del acusado para formularle cargos por femicidio», expresó el abogado que representa a la familia de Guadalupe, Marcelo Hertzriken Velazco, en declaraciones realizadas esta mañana a radio Universidad Calf.

El letrado confirmó que Guadalupe había realizado denuncias por violencia de género contra el acusado y consideró que «la situación ameritaba otro tipo de compromiso» por parte de las autoridades.

«Hay presentaciones previas ante el Juzgado Multifueros y ante la Oficina de Violencias», afirmó Hertzriken Velazco, y agregó que la situación ameritaba otro grado de compromiso y no la imposición de una mera prohibición de acercamiento o rondines».

En tanto, Quintriqueo permanecía esta tarde en grave estado internado en el hospital de la localidad de San Martín de los Andes, tras un segundo intento de suicidio.

El hombre ya se había intentado quitar la vida cuando se autoinfligió cortes en distintas partes del cuerpo tras cometer el femicidio de Guadalupe, cuando fue perseguido por testigos del hecho que lograron retenerlo y entregarlo a la policía.

Sin embargo, según las fuentes de la investigación, anoche el agresor intentó ahorcarse en el hospital de Villa La Angostura al colgarse con el cable de una máquina que había en la sala de ese centro asistencial.

Si bien su traslado a San Martín de los Andes estaba previsto, ya que en esa ciudad estaba previsto que se desarrolle la audiencia imputativa, luego del intento de suicidio se precipitó y ahora Quintriqueo permanece internado en observación.

El femicidio de Curual, madre de una beba, fue cometido la noche del martes sobre la avenida Arrayanes a metros del boulevard Nahuel Huapi, pleno centro de la villa y en momentos en que decenas de turistas paseaban por el lugar.

En ese momento, la joven fue atacada de una puñalada en el tórax luego de ser perseguida e interceptada en pleno centro de la ciudad por su ex, a quien había denunciado al menos tres veces por violencia de género.

Fuentes de la pesquisa explicaron que el sindicado agresor tenía una restricción de acercamiento a la víctima, a quien amenazaba permanentemente mediante mensajes y llamadas telefónicas que se incrementaron en las 48 horas previas al asesinato, según allegados a la joven.

Además del ataque contra Guadalupe, al acusado se le atribuye haber herido con cortes en la cara a la actual pareja de la víctima.

+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

No te pierdas